Nuevo revés judicial al tarifazo

Nuevo revés judicial al tarifazo
La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal ratificó que siguen vigentes dos fallos que hicieron lugar al reclamo de la Defensoría del Pueblo.
Luego de los vaivenes del gobierno, que debió dar marcha atrás con el tarifazo del gas hasta reactivarlo a partir del 1 de octubre, la Justicia volvió a darle un duro golpe al aumento que lanzó el ministro de Planificación, Julio De Vido. Un fallo ratificó la vigencia de la suspensión del incremento y la prohibición a las empresas de cortar el servicio por falta de pago.

El fallo de la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal respondió a un planteo de la Papelera Paysandú contra el decreto 2067/08 y otras resoluciones que disponían el aumento de las tarifas. Aunque se haya llegado al fin de la suspensión oficial, asegura que permanecen vigentes dos fallos de la propia Cámara que frenan el aumento, informó DyN. Estas resoluciones fueron la respuesta a sendos reclamos de la Defensoría del Pueblo de la Nación.

Los jueces Guillermo Galli y Jorge Morán entendieron en el fallo que dictar una medida distinta a la anterior "generaría incertidumbre y contradicción en el acatamiento de dichas demandas judiciales". Por eso confirmaron la vigencia del fallo de septiembre pasado, cuando los jueces Pablo Gallegos Fedriani y Jorge Alemany, de la Sala V, hicieron lugar a dos medidas cautelares y ordenaron que los usuarios de gas puedan pagar sus facturas sin el aumento y le prohibieron a las empresas cortar el suministro del servicio.

Los camaristas agregaron que los fallos "conllevan una impugnación del régimen allí previsto" y que fueron dictados con "prescindencia de situaciones particulares o individuales".

Eso, sumado a que la resolución se basó en el fallo "Halabi" de la Corte Suprema de Justicia -por el cual se admite que si una resolución judicial beneficia a quien inició la causa se hace extensiva al resto de los ciudadanos que se encuentran en la misma situación-, pone a este fallo al amparo del resto de los usuarios que sufran el tarifazo.

Hace algunos días un informe admitió que el incremento del gas y el de la luz afectan a más del 70 por ciento de la población.

Tras la llegada de las primeras facturas con incrementos que alcanzaron el 400 por ciento, el gobierno debió dar marcha atrás con la medida y suspenderla, admitiendo que había errores en la facturación. Pero esa suspensión se terminó el pasado 1 de octubre. Según De Vido, no había "ningún motivo para volver a subsidiar los servicios energéticos".

Comentá la nota