Nuevo reclamo de vecinos del basural de La Florida ante Daniel Scioli, en Altamira

Se llegaron hasta la inauguración de una escuela, portando carteles. El gobernador conoce el problema dado que le fue informado varias veces por carta. Uno de sus asesores atendió a los vecinos, pero se les impidió acercarse.
Los vecinos de la zona de "La Florida" nuevamente se manifestaron a propósito de dar a conocer la problemática del basural, que a cielo abierto está recibiendo los residuos de la ciudad de Mercedes de manera absolutamente irregular. Hoy pusieron sus quejas delante del gobernador Daniel Scioli, que estuvo en el Partido de Mercedes en medio de una gira por varias ciudades del oeste bonaerense que incluyeron a Suipacha y San Andrés de Giles. Y aunque el gobernador conoce del reclamo dado que ya recibió varias cartas sobe el tema (desde que era vicepresidente y vino a un acto en 2006 en adelante, en cada visita que hizo a la ciudad), sobre el final de la inauguración y apertura de cintas en la escuela secundaria de Altamira, que funciona junto a la ESB 17, un asesor del primer mandatario bonaerense que se presentó ante ellos como el doctor Iravedra, los escuchó y se comprometió a comentarle sobre la situación.

Varios de los históricos reclamantes en esta lucha por la salud y contra el basural de "La Florida", exigiendo su cierre y el cumplimiento de la ley, se llegaron pasado este mediodía a la localidad de Altamira, donde se esperaba la visita del gobernador. Ni bien se acercaron con sus carteles fueron seguidos de cerca por efectivos de civil y uniformados, de los más de 50 que fueron parte de un operativo especial, que incluyó varios carros de infantería de distintas jefaturas distritales en apoyo, en la entrada y salida del lugar por la rutas nacional 5 y provincial 42. Cerca de las 13.30 y mientras un séquito de funcionarios municipales de distintas áreas esperaba el arribo de Scioli (quien es candidato testimonial del oficialismo, junto a Néstor Kirchner) sobre la calle de tierra en Altamira, el motor del helicóptero anunció la esperada llegada. Apenas dos minutos después llagaba en una combi de la Municipalidad de Mercedes al establecimiento educativo, donde lo esperaban para el corte de cintas.

Hasta allí se llegaron corriendo los vecinos con sus carteles, y algunos fueron impedidos de acercarse por personal de seguridad que dijo responder al municipio. De todas maneras, el gobernador y el intendente Carlos Selva estuvieron durante el acto, junto al ministro Mario Oporto entre otros funcionarios, con los carteles por delante suyo, a unos 5 metros, y los vieron.

Luego de las formalidades del acto, a los vecinos se acercó un asesor del gobernador para tomar nota de sus reclamos, escuchando sus planteos y el derrotero de los planteos, de años a esta parte, entre los que se incluye el envío de cartas, y en mano, al anterior gobernador Felipe Solá y al actual Daniel Scioli, en varias oportunidades.

Los vecinos de La Florida vienen reclamando de un tiempo largo a esta parte por el problema del basural que se yergue de manera descomunal, imparable y creciente frente a sus casas, desde que se decidió su instalación, de hecho, allá por 1994. En 2006 se redactó una ordenanza para el tratamiento integral de residuos sólidos urbanos que se puso de inmediato en vigencia, peo nunca se cumplió. Entre otras cosas, marcaba un plazo para la erradicación definitiva del basural. Días pasados, estuvieron incluso en el Organismo Para el Desarrollo Sustentable, donde incluso dejaron un expediente con más de 100 fojas sobre todo lo actuado y muchas firmas de los vecinos que se solidarizan con el reclamo; se entrevistaron, asimismo, con el director provincial de Residuos, Oscar Taborda, y el encargado de Relaciones con la comunidad, Hernán Pantuso. Lo que reclaman es, en definitiva, su derecho a vivir en un ambiente sano, como marca el artículo 41 de la Constitución Nacional; exigen que se cumpla la ley general del ambiente y la ley provincial de residuos, entre otra legislación que, les parece estar de sobra.

"Nos dejaron acá, un señor de apellido Fernández dijo que esta era una fiesta a la que nosotros no estábamos invitados. Pero de todas maneras hicimos lo que pudimos con las limitaciones que nos encontramos", comentó Luis Aros Peralta, tras la actividad de los vecinos de "La Florida" en Altamira, a las 14 y mientras Scioli seguía su recorrida. "Ellos programaron un acto y nosotros sencillamente mostramos una vez más, con comportamiento respetuoso, lo que nos está pasando. Alguna vez nos tendrán que escuchar", completó.

http://www.noticiasmercedinas.com/090602laflorida.htm

Comentá la nota