Nuevo reclamo de los empleados del Ministerio de Desarrollo Social

Trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social cortaron ayer la Ruta Nacional 22, a la altura de las calles Planas y Anaya, para exigir el pago de un adicional de 285 pesos no remunerativos dispuesto el año pasado para los 950 operarios del sector de contención familiar.
Cerca del mediodía los manifestantes fueron informados de que se había aprobado el desembolso de esta bonificación para la liquidación del mes en curso a través de la firma del decreto 2141 por lo que decidieron abandonar la ruta.

Sin embargo, aclararon que el lunes a primera hora esperan recibir una copia de ese decreto para analizarlo en detalle o de lo contrario, retomarán con las medidas de fuerza.

Los manifestantes acompañaron la jornada de ayer con un paro por 24 horas. Además pugnaron por un convenio colectivo de trabajo que permita regularizar la situación de alrededor de 800 trabajadores precarizados y una recomposición salarial para el sector equivalente al costo de la canasta familiar.

El ministro del área, César Pérez, criticó el accionar con el que actuaron los empleados de su cartera y pidió a los manifestantes no molestar al resto de la gente. También dijo "no entender" el motivo de la protesta, siendo que "la semana pasada el Gobierno firmó un convenio histórico con ATE y UPCN para reeditar un decreto a través del cual se otorgaba una remuneración no bonificable".

Este nuevo acuerdo, según explicó Pérez, beneficiará con 285 pesos a más de 900 personas, incluidos agentes del área de Familia.

Recordó que en los últimos meses se llevaron adelante más de diez reuniones con el gremio ATE y poco menos con UPCN. "Nos hemos sentado a dialogar incluso bonificaciones por guardia y hemos avanzado en muchos temas. El Gobierno puso siempre la mejor voluntad y la decisión política para atender los reclamos que se presentan", sostuvo el titular de la cartera de Desarrollo Social.

Comentá la nota