Nuevo planteo empresarial para postergar las paritarias

Lo hizo un directivo de la UIA, que dijo que la prioridad debe ser conservar el empleo.
"¿Qué es preferible, conservar los trabajos o hablar de aumentos?". Con esta frase, el secretario general de la Unión Industrial Argentina, Juan Sacco, buscó sintetizar la posición de la central fabril en materia salarial. Fue justo en el momento en que algunos gremios iniciaron la negociación paritaria con reclamos que exceden las expectativas patronales.

"Los próximos seis meses serán durísimos. Esto es algo que lo reconoció inclusive (el presidente de Estados Unidos) Barack Obama. Así que no es momento para hablar de aumentos salariales", planteó ayer el dirigente en declaraciones radiales. "¿Qué es preferible, conservar los trabajos o hablar de aumentos?", remató.

En este marco, ayer se reunió la paritaria de los encargados de Edificios de Renta (porteros). Tal como como adelantó a Clarín el titular del sindicato, Víctor Santa María, el SUTERH concretó el pedido de un aumento salarial del 25% para este año.

La difusión del porcentaje de ajuste reclamado por el gremio de los porteros generó de inmediato las quejas de los representantes de los consorcios que lo consideran excesivo y argumentan que tendría un impacto negativo en las expensas. Sin embargo, según pudo saber este diario, no hubo hasta el momento reacción alguna desde la Casa Rosada, donde se pretende mantener las apetencias sindicales dentro de una pauta "prudente".

La negociación por el sueldo de los porteros pasó a cuarto intermedio para mañana, pero se estima que podría alcanzarse algún acuerdo hacia fin de mes. Las partes quieren dejar cerrado el convenio este mes para que lo que se acuerde entre a regir con el pago de los sueldos de marzo y evitar más adelante el pago de sumas retroactivas.

Los dirigentes de la industria aparecen hasta ahora como los más interesados en postergar la discusión salarial hasta tanto se aclaren mejor los alcances de la crisis internacional y sus efectos sobre la Argentina. Pero sus preocupaciones frente a la coyuntura no se limitan sólo a lo salarial. Por eso, Sacco elogió la iniciativa de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de pedirles a los embajadores que promuevan en el extranjero las ventas de productos fabricados localmente. Como una forma de paliar la caída del consumo y la producción interna.

Osvaldo Rial, uno de los vicepresidentes de la UIA, agregó en que "hay que ir ajustando" el valor dólar para no perder competitividad. "Brasil, Chile o México, donde va la mayoría de las exportaciones argentinas, han devaluado entre 40 y 60 por ciento, eso afecta la competitividad de la industria nacional", destacó.

Por otro lado, el también presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA) se refirió además a la preocupación de los industriales por las tasas de interés. Puso de relieve que "las tasas son tremendamente abusivas, de 40% anual", y advirtió que "así no hay economía que pueda funcionar". Y dijo: "El nivel más bajo de crédito del mundo está en la Argentina, con 11% o 12 % del PBI" destinado a financiar la economía, dijo.

Comentá la nota