El nuevo pavimento ejecutado en la avenida De los Constituyentes multiplica beneficios a varios barrios.

El nuevo pavimento ejecutado en la avenida De los Constituyentes multiplica beneficios a varios barrios.
Un importante tramo de concreto asfáltico construido en la zona norte de la ciudad, en el límite de varios barrios, está dando múltiples beneficios a los vecinos y comerciantes de la zona, e incluso brinda soluciones a usuarios del transporte público de pasajeros y a las empresas que prestan servicio hasta esos rincones apartados de la ciudad capital.
Los últimos barrios de ese sector de la ciudad, sólo tenían pavimento hasta las escuelas y el centro de salud ubicados en el barrio Antenor Gauna, sin embargo, otro carril construido desde el barrio Simón Bolívar, pasa por el 8 de Octubre y hoy bordea el barrio 20 de Julio, último de la trama urbana antes del inicio de campos ganaderos ubicados camino a la localidad de Mojón de Fierro.

En días de lluvia, el padecimiento de vecinos era generalizado, ya que los colectivos reducían su recorrido sólo hasta el final del pavimento, y así quedaban lejanas las paradas, y luego de caminar varias cuadras de barro. Otro problema, era la interrupción de la provisión de pequeños comercios, vitales para los barrios, y la caída de ventas para autoservicios de la zona.

Transporte urbano

El pavimento permitió un flujo permanente y sin sobresaltos de los micros de transporte urbano de pasajeros, y éstos al tener pavimento evitan cada vez más caminos de tierra que terminan desgastando más de la cuenta los móviles.

Al mismo tiempo, los usuarios se vieron beneficiados ya que, llueva o no, los colectivos arriban al final del recorrido merced al pavimento, que hoy por hoy, ya sobrepasa la última parada de las líneas en poco más de dos cuadras, abandonando la avenida De los Constituyentes para entrar unos metros en la ruta provincial que lleva a Mojón de Fierro.

Otro dato no menor, es que al haberse concretado la obra con concreto asfáltico en lugar de pavimento flexible, tendrá mayor resistencia al tráfico vehicular y al paso de las líneas de colectivo que circulen encima. Es que las calles con más deterioro y baches son aquellas que fueron hechas con pavimento flexible, como la Ana Cánepa, que frente al único supermercado de la zona, tiene baches que casi la tornan intransitable.

Ayuda a comercios

El pavimento también representó un gran beneficio para los comerciantes, ya que con la ayuda de veredas comunitarias, la venta prácticamente no se resiente con la caída de lluvias como antes.

Sobre esta avenida, en el límite de los barrios Simón Bolívar y 8 de Octubre hay un cajero del Banco Formosa que facilita transacciones a un importante número de usuarios, que evitan de este modo trasladarse hasta el centro por solo una extracción de dinero.

El cajero automático, ahora con pavimento en frente, es constantemente mantenido por la entidad bancaria, y de algún modo aporta su ayuda para evitar aglomeramientos de gente en cajeros del centro.

La enorme utilidad que implicó la obra desde el principio, apuró los tiempos de uso, ya que el nuevo sector aún no cuenta con alumbrado público que ilumine la traza durante las noches, sin embargo la obra fue ampliamente bien recibida por vecinos y comercios.

Comentá la nota