Un nuevo paisaje de “ensueño” para el Tandil que Lunghi supo concebir

Ante un interesante grupo de vecinos, el Balneario de Vela se transformó en el espacio elegido para pasar el domingo. El municipio montó un acto con espectáculos y discursos para inaugurar las remodelaciones concretadas. Entre ellas, el piso de hormigón para el espejo de agua de arroyo que ya algunos ayer se animaron a disfrutar.
Ayer por la tarde, un importante número de vecinos de Vela, Gardey y Tandil se unieron para apreciar las recientes mejoras en el Balneario de Vela, considerado por muchos un espacio paradisíaco que aún pocos reconocen y disfrutan. A partir de las obras montadas, su potencialidades se acrecientan, considerando que para la temporada veraniega el arribo de visitas resulte acorde a las expectativas que el lugar depara.

Ya estaban algunos integrantes del gabinete cuando el jefe comunal Miguel Lunghi arribó al predio e intercambió saludos con la gente que durante el mediodía había elegido el sitio para pasar un domingo distinto.

Aún con brasas en las parrillas del asado del mediodía, y otras incipientes llamas a la espera de los fogones prometidos para caída la tarde, con un escenario montado para los espectáculos artísticos que forman parte del ideario lunghista, ronda de mate bajo las nuevas sombrillas de paja que también el estilo L imprimió a algunos espacios públicos, un picón rabioso en la cancha de fútbol y unos locos bajitos desafiando el clima (la temperatura no daba para al chapuzón) que a torso desnudo disfrutaban del espejo de agua, formaban parte de la escena de domingo a la vera del puente de la calle 34.

LAS OBRAS

Sobre las obras en cuestión, cabe destacar que se trata de la construcción del nuevo piso de hormigón, con tareas sobre los muros laterales. En cuanto a la readecuación del piso del balneario, se colocaron losas sobre la totalidad de la superficie, cubriendo alrededor de 750 metros cuadrados.

Se presenta a la obra con el objetivo completar la transformación del espacio en un centro turístico y recreativo para la comunidad, cuya reinauguración esta prevista para mediados de diciembre, según adelantó el intendente.

En la primera etapa de labores se debió efectuar el cerramiento provisorio del piletón, su desagote completo y el retiro de barro y material acumulado con la utilización de máquinas retroexcavadoras.

Posteriormente se avanzó en la preparación del terreno y nivelación, tras lo cual se iniciaron las tareas de conformación de las carpetas de hormigón.

Los trabajos desarrollados en el espacio comprendieron en esta última etapa la construcción del piso de hormigón del piletón y muros laterales, instalación de nuevos juegos infantiles, señalización integral, mejoramiento de los baños y de la casa principal, así como la puesta en funcionamiento de un nuevo pozo para el suministro de agua.

Se detalló sobre una inversión de alrededor de 120.000 pesos, sobre lo que ya el delegado de Vela, Abel Madarieta, había resaltado que “el balneario quedó muy bien, es un lugar muy lindo, con todas las comodidades y para pasar un día en familia. Por eso invitamos a toda la comunidad a participar este domingo y a que se acerque a conocer el lugar aquellos que todavía no lo hicieron”.

También el secretario de Obras Públicas, Mario Civalleri, resultó desde el palco el encargado de dimensionar la obra montada, detallando que había inconvenientes: “una alcantarilla aguas abajo que producía una gran retención que hacía que el agua no corriera. Por eso el primer camino fue reconstruir la alcantarilla puente que permitiera circular libremente el agua”. También habló sobre la base de hormigón, “con una pendiente tranquila que hace a un lugar muy seguro, para disfrutar”.

Dirigiéndose al público, dijo que se trata de una obra para “ustedes, que tiene que ver con generar bienestar para la gente que, especialmente puebla las localidades rurales. Es una obligación de los gobiernos generar las condiciones para que la gente pueda seguir estando en esos lugares sin necesidad de trasladarse a otras ciudades más grandes”.

Por último el funcionario reconoció la labor del personal de Vialidad, la empresa que hizo la colocación del hormigón, el trabajo de otras áreas comunales y la delegación de María Ignacia.

Con las palabras de cierre de manos del jefe comunal (ver aparte), se cerraba el acto protocolar para dar rienda suelta a la serie de espectáculos aún previstos para la ocasión, como telón de fondo unos tentadores asados al asador que invitaban a pasar una velada inmejorable, en un paisaje que ahora formará parte del “Tandil soñado”.

El intendente Lunghi ratificó el rumbo de la gestión para la zona rural

A su turno, el jefe comunal, Miguel Lunghi, tomó la palabra para trazar una espacio de balance de año sobre lo que resultó la gestión, especialmente para con obras destinadas a las localidades rurales, principalmente Vela, reducto electoral que a pesar de los logros detallados fue derrotado en las urnas por el justicialismo.

El radical reseñó que se ha tenido “un año de mucho trabajo, de muchas obras e inauguraciones. Lo hemos hecho entre todos, entre el gobierno y el pueblo. A principios de año inauguramos la obra más importante para Tandil, el hospital de Niños, por el cual colaboró mucho Blanco Villegas, pero también acompañó el vecino para poder vestirlo, además de lo que resultó el equipamiento por parte del gobierno Provincial”.

Recordó también sobre la inauguración de muchas obras de gas, de agua, de pavimentación, repaviementación, de luz, plazas, pero “en ningún momento este gobierno dejó de preocuparse por la zona rural. Es así que hoy estamos inaugurando la remodelación del balneario, que fue una de las promesas de mi campaña 2003”.

Aclaró sobre el tiempo que demandó las tareas que versó sobre la espera de dos años y medio tratando de hacer el puente que es fundamental de la calle 34, donde no se aprobaba desde Vialidad, por razones burocráticas.

“Prometimos que íbamos a manejar una regla de oro: no mentirle jamás a la gente. Cumplir con todas las promesas electorales lanzadas. Que íbamos a trabajar 14 horas todos los días para dar mejor calidad de vida a todos los tandilenses. Acá los velenses pueden dar testimonio que así hemos trabajado, que hemos hecho mucho por el pueblo, todas las obras que hemos prometido las cumplimos. Todo lo hicimos porque mantenemos esta regla que nos impusimos hasta el 2011”, subrayó.

“Ahora –agregó- estamos trabajando en una ampliación de red de gas detrás de la estación, que son ocho cuadras que las haremos en conjunto con la gente. Estamos trabajando con la gobernación para hacer las cloacas, por la repavimentación del acceso a Vela. Ya hemos hecho muchos viajes, muchas gestiones, y el 1 de octubre el ingeniero Curto en mi despacho comentó que se encuentra el proyecto en el presupuesto del 2009 por 11 millones de pesos, que se trata de un préstamo del BID que había gestionado el ex gobernador Solá”.

Al respecto dijo Lunghi que “las obras no pertenecen a ningún color político, sino que son del pueblo, que en definitiva son lo que la terminan pagando”.

Comentá la nota