Un nuevo objeto de estudio

Desde el área de Extensión Universitaria, Filosofía y Letras promueve que investigadores, estudiantes, docentes y graduados se vinculen con los movimientos sociales. El objetivo es interactuar en el intercambio de conocimientos.
"Intentamos aportar al desarrollo de la organización de trabajadores en empresas recuperadas con respeto y mutua confianza", aseguró Andrés Ruggeri, subsecretario de Extensión Universitaria de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA a cargo del programa Facultad Abierta. La iniciativa está dirigida a estudiantes, investigadores, docentes y graduados para vincularse con las empresas recuperadas, organizaciones sociales y movimientos populares e interactuar con ellos con base en "el intercambio de conocimiento y el desarrollo de la investigación" en el marco de un equipo multidisciplinario.

"El programa generó áreas de trabajo en las que buscamos que se diferencie de las concepciones tradicionales de la extensión y de la investigación", afirmó Ruggeri a Página/12. El objetivo estuvo centrado en desarrollar acciones solidarias con los trabajadores, la "formación de comisiones de asesoramiento técnico, jornadas de discusión y, especialmente, trabajar en el primer relevamiento de Empresas Recuperadas por los Trabajadores (ERT)", según indica el documento sobre la experiencia, con el fin de fortalecer la capacidad autogestiva de las empresas y "disminuir su vulnerabilidad social y tecnológica".

El Programa Facultad Abierta funciona desde hace siete años cuando a raíz de la debacle económica de fines de los ’90 las quiebras en empresas y fábricas fueron moneda corriente y las fuentes de trabajo de gran cantidad de trabajadores se puso en peligro. Ante este panorama, la unidad que debieron entretejer para no quedar en la calle los llevó a tomar el mando de las empresas desde el nivel ejecutivo, el operativo y el administrativo. Comenzaron a florecer experiencias similares en todo el país que llamaron la atención del ámbito académico a tal punto que, a raíz del trabajo de Filo, en 2004 cuatro facultades de la UBA, Filosofía y Letras, Ingeniería, Ciencias Exactas y Ciencias Sociales, presentaron el proyecto ante el Consejo Superior que finalmente aprobó.

"En las últimas convocatorias que hicimos para trabajar sobre el tercer censo de empresas recuperadas se acercaron voluntariamente cien estudiantes de todas las carreras de Filosofía y Letras y de todas las de Sociales", aseguró Ruggeri. De los dos registros elaborados el último data de 2004, y allí el programa pudo establecer que existían 160 empresas recuperadas a nivel nacional en las que desarrollaban tareas cerca de nueve mil trabajadores. El nuevo trabajo de acopio y actualización de la información se pondrá en marcha a partir de la segunda semana de agosto. Pero además Facultad Abierta apunta también a "trabajar en el rescate de la memoria, específicamente en este caso sobre las empresas energéticas del sector público", señaló el director del programa. Para ello se encuentra avanzado un acuerdo con la Federación de Trabajadores de la Energía (Fetera) de la Central de Trabajadores de Argentina.

Uno de los logros de Facultad Abierta fue la creación del Centro de Documentación de Empresas Recuperadas, que es de consulta abierta, tanto para trabajadores como para investigadores y público en general, organizada por un equipo de más de diez estudiantes voluntarios. Allí es donde se acopia y registra toda la documentación e investigación de la experiencia realizada a través del programa y funciona en la Cooperativa de Artes Gráficas Chilavert, una ERT que el 20 de octubre cumple siete años de estar bajo control obrero.

Para mediados de agosto se desarrollará el II Encuentro Internacional "La economía de los trabajadores: trabajo y autogestión frente a la crisis global", del que participarán personalidades académicas y trabajadores de todo el continente. Su primera edición fue hace dos años, de la que participaron representantes de Cuba, Uruguay, Brasil, Estados Unidos, Canadá y Sudáfrica. La experiencia quedó plasmada en publicaciones de la facultad y están prontos dos libros más, uno sobre el primer encuentro y otro denominado Las empresas recuperadas: autogestión obrera en Argentina y América latina, y tres videos documentales: El caso de la Cooperativa Bauen, El caso de la Cooperativa Chilavert y El caso de la Cooperativa 19 de Diciembre.

Comentá la nota