Nuevo Norte Peronista

El sector Nuevo Norte Peronista y la Red de Municipios de Quebrada y Puna despidieron el año 2008 con un brindis efectuado en un local de esta ciudad y con los mejores augurios para el 2009 para todos sus integrantes, y principalmente al Partido Justicialista ante el año electoral que se avecina.
La reunión fue presidida por Fortunato Morales, titular de la Red de Municipios, y el diputado provincial Rosalío Ocedo. Como invitados especiales asistieron el senador nacional Guillermo Jenefes y la ministra de Desarrollo Social, Liliana Domínguez no pudiendo estar presente el gobernador Walter Barrionuevo.

Improvisando funciones como maestro de ceremonia, el ex-diputado y actual comisionado municipal de Tumbaya, Hugo Mamaní, fue el encargado de llevar a cabo el acto de entrega de presentes a las distintas personalidades.

Luego hicieron uso de la palabra, los ya mencionados Morales y Ocedo, la ministra Domínguez y el senador Jenefes.

Dominguez puso en relieve que dentro de su cartera, estarán siempre abierta las puertas para las inquietudes de las comunas de Quebrada y Puna, donde se reconocen las mayores carencias para sus habitantes y por el cual se esfuerzan los jefes comunales.

Destacó que hay una serie de programas y planes tendientes al desarrollo humano de familias emprendedoras o de pequeños productores de la región Norte, todo lo cual apunta a mejorar la calidad de vida de sus pobladores. “Mi corazón siempre va a estar con los pueblos más chicos”, reflexionó, lo cual fue correspondido por un aplauso por los asistentes.

En tanto que el senador Jenefes, puso acento en la necesidad de que los jefes comunales se pongan al frente de los reclamos de la gente de cada una de sus localidades, que no abandonen ese rol conferido mediante el mandato popular, en lugar de ceder espacio a organizaciones sociales que buscan “mediante aprietes, poner en riesgo las finanzas de las instituciones y amenazar la paz institucional”.

Por ello, recordó que hace algunos meses había pedido públicamente a las autoridades y a quienes tienen responsabilidades legislativas que “no debían bajarse los pantalones” ante las amenazas de los grupos sociales, que era imperioso “rescatar el rol fundamental del Estado”, no desentenderse de los problemas, acudir en la solución de esos reclamos, pero “no permitir que estos sectores sociales busquen mediante la presión, mucho más que planes sociales”.

Su pedido también se hizo extensivo al Partido Justicialista, para que “juntos breguemos para que estas cosas no sucedan y tengan a los jujeños en vilo cada vez que hay una movilización. Es momento de ponerse firmes y en eso me comprometí y me comprometo en apoyar todas las acciones necesarias para ello”.

Comentá la nota