El nuevo museo, al 50 por ciento

En siete meses más, el museo de Bellas Artes podría estar mudándose a su nuevo edificio. La obra se está ejecutando donde estaba el casino, frente al Parque de Mayo, y según dijeron en la empresa constructora, hoy está al 50% de su ejecución y en agosto está prevista su finalización.
Ayer, DIARIO DE CUYO recorrió las instalaciones y ya se pueden ver, entre otras cosas, el anfiteatro y la gran sala de exposiciones que albergará las pinturas y esculturas más importantes que hay en la provincia. El edificio tendrá una detalle que en San Juan es inédito y muy usado en las ciudades modernas: un hall vidriado de triple altura que le dará vida y que permitirá ver hacia el interior desde la calle.

El nuevo museo es muy esperado por todos los amantes de las artes plásticas, ya que es la primera vez que San Juan contará con instalaciones adecuadas para exponer las 600 obras que tiene entre pinturas, esculturas, grabados y dibujos. Actualmente, funciona en la ex escuela San Martín, en General Paz y Rawson, con muy poco espacio. En su nueva casa, pasará a ser uno de los centros culturales más modernos y vanguardistas del país, prometen en el gobierno.

La obra ya llegó a la mitad, según dijo Julio Cecco, uno de los ingenieros de la empresa Cicon, que está a cargo de los trabajos. El proyecto está dividido en dos etapas: la restauración completa del edificio donde funcionaba el casino y al lado, la construcción de una nueva superficie de 2.790 metros cuadrados. La primera se quiere tener lista para mayo y en agosto, calculan en la constructora, estará terminada la segunda y así el edificio de podrá estrenar.

En la planta baja del viejo edificio está ubicada una sala de exposiciones permanente de grandes dimensiones, un café con jardín, una sala de restauración de obras con un amplio depósito y una biblioteca. Y en el primer piso van las oficinas de administración. Según Cecco, falta poner el cielo raso, terminar de colocar los pisos, algo de estructura y el servicio contra incendios.

La segunda etapa, es la más trabajosa. No sólo porque hubo que empezar de cero, sino porque incluyó la construcción de un pozo de 10 metros para un subsuelo (Ver aparte). Ahí estarán ubicados los sectores con que las autoridades de Cultura esperan hacer del museo un ámbito de amplia convocatoria: el foyeur y un anfiteatro, en el que se podrán obras de teatro, cine y música.

El acceso será por Libertador, a través de un hall central de características inéditas en la provincia. Será una caja de vidrio de 12 milímetros de espesor -llamada piel de vidrio- que estará al lado de la sala de exposiciones temporaria, de 7 metros de alto. "Es una medida de integración visual y espacial", contó el representante técnico de la obra, Julio Gallardo.

El museo es una pieza clave de la llamada "zona cultural". Pegado estará el café literario que quiere hacer la Legislatura, una cuadra al Norte se ubica el centro de exposiciones Amadeo Conte Grand y 100 metros más atrás del anterior, el Centro de Convenciones. Al Sur, a 200 metros por Las Heras, está el centro cultural de la Capital y a su lado, a futuro, está proyectado el Teatro del Bicentenario.

Comentá la nota