El nuevo jefe de Seguridad Vial anunció controles para prevenir accidentes ruteros

Luego de transitar varios años por diversas dependencias, regresó a Tandil el ahora subcomisario Oscar Urruchúa. Había trabajado en la resolución de resonantes crímenes ocurridos en Tandil.
Desde hace menos de un mes nuevamente cumple funciones en la Sección de Seguridad Vial de Tandil el subcomisario Oscar Urruchúa, quien se desempeñara eficientemente tanto en áreas de investigaciones como de policía caminera de Tandil.

Durante una entrevista en el magazine "La ciudad", el nuevo titular de la dependencia rutera sostuvo que "gracias al uso de las luces encendidas durante el día hay muchos menos accidentes", en tanto que adelantó que pretende incrementar los controles de alcoholemia, dentro de las acciones tendientes a reducir los índices de accidentología.

Consultado acerca de las infracciones más frecuentes, Urruchúa indicó que "en la parte urbana es el adelantamiento en doble línea amarilla, algo que es muy común". Admitió que "muchas veces vienen camiones a muy baja velocidad y hay conductores impacientes, pero así también ocurren accidentes".

Otras infracciones que se detectan con asiduidad es el olvido del seguro y de licencia de conducir: "El 80 por ciento de quienes no circulan con la licencia o el seguro son conductores locales, a los que se les obliga a que otra persona les alcance la documentación, ya que el rodado no puede continuar circulando".

La importancia

de la luz corta

El subcomisario Oscar Urruchúa destacó el aporte que significa para la seguridad en el tránsito circular con las luces bajas encendidas, y consideró que "hay veces que quien viaja de detiene en una estación de servicios y se olvida de encender las luces, pero al ver otro conductor con las luces encendidas se da cuenta".

Por otra parte, cuestionó la reacción de quien es sancionado, ya que "a veces la gente reconoce que tenía las luces apagadas. Hay otros casos que no e incluso cuando hacen el descargo dicen que la policía los paró pero que tenían las luces prendidas. Es por eso que tratamos de tener un testigo" durante los procedimientos.

Destacó que "las estadísticas de accidentología han bajado muchísimo con el tema de las luces encendidas de día".

Más adelante, Urruchúa dijo que "se están realizando controles de alcoholemia. Tenemos alcoholímetro y están previstos mayores acciones de este tipo durante esta gestión".

Otro punto que se potenciará se relaciona con las tareas de capacitación en jardines de infantes y escuelas, ya que "contamos en el destacamento con una profesional. Además, la jefatura zonal tiene personal para dar charlas de educación vial".

Acotó que "las escuelas pueden pedir las charlas por nota al destacamento para ser derivada a la zona para la provisión de los elementos para las disertaciones".

Una dilatada

trayectoria

El subcomisario Oscar Urruchúa fue titular de dependencias de Seguridad Vial en dos oportunidades, primero en Tandil y luego en Balcarce.

Posteriormente formó parte de una comisión de casos especiales (homicidios) que trabajó tanto en La Plata como en Bahía Blanca.

Fue titular de la comisaría de Las Flores y desde hace un año nuevamente fue asignado a Seguridad Vial, en esta ocasión de Bahía Blanca.

"En Bahía Blanca tenía doce rutas y también el puerto, por lo que era muy conflictivo. Tandil tiene menos rutas, menos transitadas y -por lo tanto- menos accidentes", dijo el oficial jefe, que tiene su domicilio familiar en Tandil desde hace muchos años.*

Comentá la nota