Nuevo intento oficial para habilitar hostería de Cortaderas

La concesión de ambos complejos turísticos fracasó en sus primeros llamados y hubo sucesivas prórrogas hasta llamar a nueva convocatoria.
Un nuevo intento para habilitar las hosterías de Cortaderas y El Peñón realizará el Gobierno en los próximos días. Después de sucesivos fracasos y prórrogas de las convocatorias para concesionar los últimos emprendimientos turísticos financiados con dinero de las regalías mineras, este viernes 11 y el próximo lunes 14 la Secretaría de Turismo recibirá los pliegos y las propuestas de inversión de los eventuales interesados en operar ambos complejos.

Esta vez, el Gobierno modificó las condiciones de concesión y elaboró los pliegos bajo el amparo de la ley de administración financiera.

Según precisó a EL ANCASTI la directora de Inversiones Turísticas, Teresa Sayago en esta oportunidad -a diferencia de los llamados anteriores- los pliegos de concesión podía descargarse gratuitamente de la página web de Contaduría General de la Provincia. Allí están especificados los nuevos requisitos para poder administrar los hoteles.

En el caso del Complejo Turístico Integral de Cortaderas, ubicado en el Paso de San Francisco, a 100 km de Fiambalá y a 4.000 metros de altura, el presupuesto mínimo de inversión total en los 20 años de concesión es de 1.290.000 pesos. Eso incluye gastos de personal, equipamiento y mantenimiento del lugar. Construir la hostería le costó al Gobierno, 9 millones, según dichos del propio Gobernador.

El pliego también otorga al concesionario un período de gracia de 5 años para poner en marcha el emprendimiento y establece el pago de un canon anual, recién a partir del sexto año y por montos progresivos, que van de los 30 mil a los 140 mil pesos. Con la flexibilización de las condiciones, se espera que aparezcan más interesados en gestionar el complejo turístico oficial, después del fracaso del primer llamado en el que el único oferente no cumplía con los requisitos mínimos.

El Peñón

La hostería de El Peñón, en Antofagasta de la Sierra, arrastra también una licitación frustrada en su haber, en la que el único oferente fue el municipio, la misma institución que viene administrándola desde su inauguración en 2007.

La hostería, que costó casi 500 mil pesos, está puesta a consideración de los operadores turísticos con un pliego de concesión por 20 años y que establece un presupuesto mínimo de inversión total de 307 mil pesos. Eso contempla contrataciones en personal, gastos de equipamiento y reposición que realice el concesionario. En este caso, se otorgan 3 años de gracias y a partir del cuarto año de administración recién se exige el pago de un canon anual.

Comentá la nota