Por el nuevo gas las industrias pagarán hasta tres veces más

El viernes se pondrá en marcha el primer proyecto apuntalado por un plan de estímulo del Gobierno. El gas, que se paga como máximo u$s 1,60, costará u$s 5
Dos años después de las fuertes restricciones de gas que sufrieron las industrias en la Argentina, los planes del Gobierno para apuntalar la producción local comienzan a surtir efecto. El viernes, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, cortará las cintas del primer proyecto realizado bajo el programa Gas Plus, que tendrá dos características sobresalientes: permitirá sumar mayor producción al mercado local en un contexto de franca caída de la oferta y, al mismo tiempo, triplicará los valores del gas que se pagan en el mercado doméstico.

El nuevo reservorio, emplazado en el área denominada Aguada Pichana, estará bajo la explotación de Total, la filial local de la firma francesa que ocupa uno de los primeros puestos entre las mayores petroleras del mundo. La compañía encabeza una unión transitoria de empresas con YPF, de la española Repsol y la familia Eskenazi, la alemana Wintershall y Pan American Energy, de la familia Bulgheroni y la inglesa BP.

La iniciativa producirá un millón de metros cúbicos diarios de gas –poco menos de un 1% de la oferta nacional– que "se pagarán a precio diferencial, a u$s 5 el millón de BTU (la unidad de medida)", de acuerdo con la gobernación neuquina.

Las empresas con producción en la provincia –la mayor productora de gas del país– reciben hasta hoy un precio que no supera los u$s 1,60 cuando se vende a industrias, mientras que en el caso del consumo domiciliario se paga a u$s 0,6.

Los aumentos en el precio del gas son una medida reclamada desde hace tiempo por las provincias productoras, que en gran medida viven de las regalías que les reporta la producción del insumo, y por las petroleras. El argumento que utilizan para justificar el alzas es casi siempre el mismo: la diferencia entre el valor local con los países de la región y el precio de importación. En promedio, una industria local paga $ 0,556 el metro cúbico (m3), mientras que en Brasil hay que desembolsar cuatro veces más ($ 2,264) y en Chile más de ocho ($ 4,682).

En esa línea, una alta fuente provincial consideró que el proyecto neuquino "es un inicio". Sin embargo, irán por más: presentarán una propuesta conjunta al Gobierno la próxima semana para aumentar los valores del crudo y del gas.

A finales del año pasado, el Gobierno lanzó el programa Gas Plus, que contempla un precio mayor para la producción nueva de gas. El esquema contempla que la petrolera y sus clientes negocien los precios del insumo –las industrias suelen estar dispuestas a pagar más que el promedio a cambio de contar con un suministro seguro a largo plazo– que luego deben ser autorizados por el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido.

De esa manera esperan aumentar la extracción de gas, alineada en una caída lenta pero firme. De acuerdo con números de la Secretaría de Energía, a cargo de Daniel Cameron, el año pasado se produjeron 50.271 millones de metros cúbicos (m3), un 3% menos que en 2004.

Comentá la nota