Nuevo incidente en la planta de Botnia

Un nuevo incidente se produjo en la planta de Botnia entre el martes y miércoles de la semana pasada lo que provocó la mortandad de cientos de mariposas y problemas de salud en varios trabajadores que en ese momento prestaban servicio en la zona del puente Internacional "Gral. San Martín".

Los inconvenientes se extendieron durante varias horas con la presencia de un denso humo negro. Sin embargo nada quedó registrado en los libros de la Comisión Administradora del Río Uruguay. Los encargados por esas horas eran integrantes de la delegación uruguaya.

Si bien el hecho contaminante se produjo días pasados, recién ayer se conocieron las derivaciones del mismo. No hay información oficial, pero Radio Cero y diario El Día pudieron saber que un fuerte olor se sintió desde la zona del puente generando descomposturas del lado de Fray Bentos, donde incluso los empleados aduaneros debieron dirigirse hacia lugares abiertos porque no podían respirar por el denso humo.

En tanto, se habla de dos o tres agentes de la Aduana Argentina que se descompusieron: con vómitos y diarrea.

- ¿La Asamblea recibió información?, preguntamos a Jorge Fritzler.

"Estamos detrás del incidente, lo que pudimos averiguar hasta ahora -hay que confirmar algunas cosas- es que hubo problemas en Kemira, actuaron los bomberos, sonaron las sirenas adentro.

El personal de Aduanas –de Gualeguaychú- que estaba esa noche quedó afectado con problemas en la garganta. Hay aparentemente tres personas afectadas pero seguimos investigando para hacer las denuncias correspondientes".

Aclaró que "el problema habría sido dentro de Kemira, firma que depende de la pastera. Obviamente, tuvimos suerte de que no pase a mayores pero la peligrosidad es latente, solamente Dios sabe en lo que pudo haber terminado todo esto".

Fritzler adelantó que "hay mariposas en poder de la Asamblea, serán enviadas para que le hagan los estudios. Fue algo que enrareció el aire, a los insectos los exterminó y a la gente la afectó. Había gente que estaba durmiendo -tenía el turno a la noche- que comenzó a sentir ahogo. Las consecuencias están a la vista porque quedaron con problemas de garganta y no tienen hasta ahora una respuesta concreta.

Alazard: "actitud canallesca"

Por su parte, Martín Alazard dijo que "lamentablemente otra vez nos ha dado una sorpresa. A nosotros no nos llama la atención que oculten los incidentes, lo que preocupa es que haya tanto hermetismo, prohibición a seres humanos para que cuenten lo que sucedió, para que le digan a la comunidad cómo se sienten".

-¿Qué pudo averiguar Ud.?

Concretamente sabemos que a mediados de la semana pasada hubo un incidente en Botnia de la cual hubo gente de Aduana afectada, realmente afectada. Y también ha existido –indudablemente- una orden de silencio absoluto porque no ha trascendido ante ningún medio hasta el día de hoy.

Nosotros tenemos todos los hilos tendidos, recibimos información a través de gente de la CARU que el problema existió, la gente afectada está. Debe ordenarse esto para que, primero se tomen las medidas de protección a la salud de esos trabajadores. Y segundo, la población también esté al tanto y alerta de los eventos que pueden suceder para que tomen las previsiones del caso.

Un grupo de asambleístas estuvo por todos lados porque nos consta, por gente de extrema confianza -por una cuestión de honestidad debemos reservar su identidad- el problema existió.

Es necesario que los afectados puedan hablar con toda libertad, sin temor a que reciban una reprimenda.

Hace referencia a los empleados de aduana.

Sí, empleados de la zona de frontera. Entre todos debemos tratar de armar este rompecabezas porque a Botnia lo único que le preocupa es el ocultamiento. Hay que recabar información, hacer un trabajo inverso para enfrentar esta actitud canallesca de Botnia.

Cócaro: "algo pasó"

Julia Cócaro, desde Fray Bentos, relató que "el martes o miércoles algo ocurrió pero no podemos dar realmente con lo que pasó, parecería que los empleados no se pronuncian por miedo a represalias. Estamos como ustedes, no sabemos a ciencia cierta qué es lo que pasó pero algo sucedió".

- ¿En la ciudad se escuchó alguna explosión, observaron el humo negro?

En el centro no se nota tanto, la gente que está cerca de la fábrica percibe todo: olores y humos. Botnia está contaminando y mucho, lo que ocurre es que no hay hechos agudos; hasta que no se note el efecto acumulativo la gente no va a estar convencida en Fray Bentos.

Humo en Colonia Elía

Las consecuencias de dicho incidente repercutieron en la zona de Colonia Elía, departamento Concepción del Uruguay. Javier Forclás, habitante del lugar, expresó que en esos días enfrentaron problemas en el campo: "todo el día estuvimos tapados de humo blanco en el pueblo y la gente tuvo síntomas de diarrea, vómitos y dolores de cabeza".

Quien vive frente a San Javier, a unos 8 kilómetros de la población de Colonia Elía y a unos 24 del peaje ubicado sobre Ruta 14, contó que "es la primera vez que la gente tiene vómitos y diarrea por una situación así", aunque aseguró que "es muy común tener humo, cuando gira el viento, con fuerte olor".

Forclás puntualizó que "no podemos por una empresa contagiarnos de esta manera, para mí vale más la vida de la gente que una papelera que está en otro país".

¿Concurrió a un médico?

No. Tomamos remedios que hemos pedido a la farmacia, son pastillas carbónicos con antibióticos para que se nos corte la diarrea.

Cartas a Raffo y a la CARU

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú remitió una carta al Secretario de

Medio Ambiente de Entre Ríos, Fernando Raffo, para darle su solidaridad ante "la censura llevada a cabo por la Delegación Uruguaya de la Comisión Administradora del Río Uruguay hacia su persona por haber manifestado públicamente que ‘Botnia es contaminante’ en ocasión en que se aprestaba a presentar el libro denominado Aves del Río Uruguay".

"Entendemos que esto significa dejar un mensaje de censura y represión hacia el pensamiento y la racionalidad de la población ribereña, quien hoy es avasallada por Botnia y ahora amenazada por la Delegación de Uruguay de la C.A.R.U".

En otra carta remitida a la delegación del vecino país de la CARU, la Asamblea rechazó y repudió tal proceder. "Uruguay y su delegación conocen perfectamente la innumerable cantidad de pruebas que Argentina presentó ante la Corte Internacional de la Haya sobre la contaminación que produce Botnia en el Río Uruguay y su ecosistema, por lo que lo afirmado por el funcionario se ajusta estrictamente a la realidad".

Comentá la nota