Nuevo hospital: mudanza de 6 meses

Nuevo hospital: mudanza de 6 meses
Prevén que la primera fase del Rawson que se inaugura en junio, esté funcionando a pleno para fin de año. Harán un traslado paulatino de servicios.
En junio prevén inaugurar el nuevo Hospital Rawson. Pero eso no significa que inmediatamente estará disponible para la gente. Lo que se inaugura el próximo mes es las dos terceras partes del colosal edificio. Pero la mudanza de los servicios -que son básicamente quirófanos, maternidad y pediatría en esta fase- será paulatina y prevén que tomará unos 6 meses en completarse, es decir que estará cerca de fin de año, según dijo el ministro de Salud, Oscar Balverdi, quien agregó que es una operatoria parecida a la del Centro Cívico.

El funcionario explicó que el plan oficial es, apenas se corten las cintas, iniciar el traslado servicio por servicio, "de abajo hacia arriba", hablando de los pisos. Resumidamente, la disposición es la siguiente: en el subsuelo van cocina, lavandería, esterilización y vestuario del personal; en planta baja van 10 quirófanos y 2 salas de parto, laboratorio, hemoterapia, hematología y anatomía patológica; en el primer piso van hemodiálisis y más camas de cirugía; en el segundo piso va tocoginecología (maternidad) y neonatología; en el tercer piso va pediatría y camas de cirugía oftalmológica, otorrinolaringología, cirugía general y neurocirugía que estarán en el ala sur.

Los preparativos requieren de una logística muy importante y están en marcha hace meses. Esto, porque lo que es clave es que todo el personal del Hospital entienda el nuevo funcionamiento, que cambia de un modelo de servicios dispersos a uno de unificación, apuntó el funcionario. Así, los empleados -desde administrativos y enfermeros a médicos- están yendo diariamente a hacer un reconocimiento del lugar de trabajo y ver cómo manejarse en los nuevos espacios. Todo es con ayuda de una consultora especializada, que también está diseñando un manual de funcionamiento. Además, el ministro está coordinando acciones con los prestadores de cocina, lavandería y esterilización, áreas que están tercerizadas.

Según Balverdi, lo que lleva más tiempo es esta fase de acostumbramiento humano y la prueba de todo el equipamiento -que también estrenarán y los viejos irán a centros de salud de la periferia- que ya está casi todo instalado. "La mudanza en sí no es complicada, sino que debe haber seguridad de que cuando se llegue a la habitación se prenda un botón y funcione el oxígeno", aseguró el ministro.

Así las cosas, consultado sobre cómo será mudar servicio por servicio, Balverdi dijo que "lógicamente habrá un día o dos con algún tipo de inconvenientes pero no se cerrará nada", refiriéndose a que la atención básica de salud está garantizada. Agregó que pasarán pacientes en camillas por los patios al sector nuevo de internación, pero que debe ser una tarea rápida.

En la práctica, para el paciente de urgencia lo único que cambiará en esta primera etapa es que desde cierta fecha antes de diciembre, las parturientas, en lugar de entrar por General Paz, entrarán al servicio nuevo por Santa Fe. El servicio de Urgencias se queda donde está hasta que se termine todo el edificio, lo que no será hasta dentro de año y medio por lo menos, dijo el ministro.

En esta etapa, el edificio verde de Rawson y General Paz, se desocupará en gran parte: sólo quedarán funcionando allí -hasta que les toque mudarse- clínica médica, cardiología y unidad coronaria. Allí, en el futuro, planean que funcionen todos los consultorios externos del Hospital Rawson.

En el edificio del Hospital de Niños va a seguir funcionando la atención externa porque ahora sólo se muda al espacio nuevo la internación. La idea, según Balverdi, es que la gente que va a consulta no se mezcle con la internada, para evitar la propagación de virus, por ejemplo.

Los primeros edificios en demolerse, apenas se desocupen entre junio y fin de año, serán los de traumatología y maternidad. Luego seguirán el Hospital de Niños (donde irá un estacionamiento), un grupo de viejos consultorios externos hoy abandonados (en Rawson y Santa Fe) y la lavandería (al lado de Urgencias). El edificio de Urgencias (servicio que ocupará toda la planta baja de la próxima fase, a entregarse en unos 18 meses o más) se usará para el Instituto de Hemoterapia y el Instituto Odontológico.

Comentá la nota