En un nuevo golpe a ETA, arrestan al jefe político

Aitor Elizarán cayó en el sur de Francia. Tenía ese rango desde mayo del año pasado.
El jefe político de ETA, Aitor Elizarán, 30 años, fue detenido ayer en Francia y las autoridades españolas lo identificaron como el responsable de transmitir las "instrucciones" de la organización terrorista a la izquierda nacionalista radical vasca.

En este sentido, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que el arresto estaba vinculado a la detención, la semana pasada, de diez dirigentes de la ilegalizada (en 2003) coalición Herri Batasuna, considerada el brazo político de ETA, entre ellos el más importante dirigente nacionalista radical, Arnaldo Otegi.

Elizarán se encontraba en un automóvil en la ciudad balneario francesa de Carnac, Bretaña, acompañado de una importante dirigente política nacionalista, Oihana San Vicente, de 32 años, que anunció públicamente su ingreso a ETA. Los etarras estaban detenidos en un semáforo cuando fueron bloqueados por varios automóviles. Pese a que estaban armados, y con documentación falsa, no ofrecieron ninguna resistencia. Los policías franceses los tuvieron casi una hora tirados en el suelo mientras se completaba la operación buscando si había otros cómplices en la zona.

Trascendió que Elizarán y San Vicente, llevaban consigo documentación que está siendo detenidamente analizada. Después de la caída de Javier López Peña, alias Terry en mayo de 2008, el jefe militar, Garikoitz Aspiazu, Txeroki, impuso a Elizarán como sucesor al frente de la rama política de ETA. Txeroki fue detenido en noviembre del mismo año.

"Esa detención es producto de varios meses de investigación y vigilancia por parte de la Dirección Central de Información Interior francesa y las fuerzas de seguridad española", preciso una fuente de la investigación. Un comunicado posterior del Ministerio del Interior, identificó a la Guardia Civil como la protagonista de la operación. Con los dos importantes arrestos de ayer, ya son cinco las detenciones de dirigentes de ETA en Francia en una sola semana.

La vinculación del arresto del jefe político de ETA detenido con Arnaldo Otegi y los otros nueve dirigentes arrestados de Herri Batasuna adquiere una particular importancia. El Partido Nacionalista Vasco y otras fuerzas no violentas participaron con el nacionalismo radical hace tres días en una multitudinaria concentración de repudio por las detenciones de Otegi y los otros líderes que pretendían, según el Ministerio del Interior, reconstituir la ilegalizada organización Herri Batasuna.

Cuando se produjo el arresto de Otegi se informó sobre la investigación en marcha acerca de varios viajes realizados por el dirigente de Herri Batasuna precisamente al sur de Francia.

Comentá la nota