El nuevo frente y los K pelean por despegarse de Menem y Duhalde

Al otro día del lanzamiento de la alianza arrancaron las acusaciones.
Menos de 24 horas después de que se presentara formalmente su alianza, Mauricio Macri, Francisco De Narváez y Felipe Solá se cruzaron con el otro bloque opositor, que encabeza la Coalición Cívica, y con el krichnerismo. El motivo: las acusaciones desde estos dos sectores de que el espacio presentado el miércoles es "neomenemista" y "duhaldista". El nuevo sector contestó con la misma medicina.

Primero fue el diputado oficialista José María Díaz Bancalari, quien acusó a la flamante alianza de ser "los oportunistas de siempre", que "se dicen antikirchneristas pero son antiperonistas". Nada dijo por supuesto de su propio pasado político.

Su compañero de bancada Carlos Kunkel los definió como "viejos actores del menemismo" que conforman "una alianza del neomenemismo apadrinada por (el ex Presidente) Eduardo Duhalde".

Desde el otro bloque opositor, conformado por la Coalición Cívica, el radicalismo y el socialismo también trataron de relacionar al nuevo espacio con el duhaldismo, con la cabeza puesta en las elecciones legislativas de octubre y sabiendo que ambos se disputarán buena parte de los votos anti K.

El diputado Adrián Pérez, de la CC, aseguró que tanto el kirchnerismo como la nueva alianza "son dos versiones del PJ". Su compañero Aníbal "Toti" Leguizamón definió al nuevo espacio opositor como "un reciclado del duhaldismo. Con el kirchnerismo pretenden "hacer una interna del PJ".

La reacción del nuevo frente anti K no se hizo esperar y sus miembros salieron a defenderse y a profundizar sus diferencias con el Gobierno nacional y, de manual, buscaron pegarlos al menemismo.

El jefe de Gobierno porteño recordó que "hay un video de (el ex presidente Néstor) Kirchner hablando de (Carlos) Menem como si fuera un prócer mundial intergaláctico, y votando las leyes para privatizar YPF". Como Bancalari, el ex presidente de Boca tampoco recordó sus días cercanos al carismático ex presidente. Y en cambio emprendió contra el Gabinete: "El 90% ha trabajado con Menem".

Solá, en tanto, quien estuvo cerca de Menem, Duhalde y el propio Néstor Kirchner, acusó al kirchnerismo y denominó al nuevo frente electoral, como la "unión del peronismo bonaerense y una expresión de la Argentina moderna, que es el PRO".

Comentá la nota