El Nuevo Espacio asegura ser una oposición responsable

Durante 16 años fue oficialismo y hace dos que mira la realidad municipal y desde una óptica más crítica. La Carta Orgánica, la ciudad, el aumento de tasas y el control del gasto vistos desde la vereda de enfrente.
No es común que en Gualeguaychú se generen virulentos enfrentamientos políticos en la convivencia entre oficialistas y opositores, particularmente en el Concejo Deliberante.

Unos pueden defender más a la gestión y los otros un poco menos y además encargarse de remarcar las cosas que consideran están mal, que no corresponden, que no son el camino correcto en la planificación de la ciudad.

Históricamente en Gualeguaychú los no oficialistas se caracterizaron por hacer una oposición responsable, lo que no quiere decir permisivos o despreocupados. Y han puesto blanco sobre negro muchas cuestiones importantes, algunas que lograron incluso que la gestión de gobierno readecue el camino.

Discusiones salariales, aumento de tasas, habilitaciones de emprendimientos, llegada de grandes superficies. En cada una, oficialismo y oposición aportan puntos de vista a la discusión que se genera en el Concejo Deliberante y que luego se trasluce en la aprobación o no de las normas.

Uno de los partidos que fue oficialismo durante 16 años y tomó decisiones, hace dos que está controlando a quienes las toman y haciendo foco en cada una de las cuestiones sociales, políticas y económicas de la ciudad: el Nuevo Espacio.

"Ser responsables"

En diálogo con El Día y Radio Cero, el presidente del bloque de concejales de ese partido, Eugenio Bourlot, analizó diferentes aspectos del trabajo de esa fuerza dentro de la Municipalidad en el control de la gestión, entre otras cuestiones.

"La comunidad nos ha elegido como la oposición y esto hemos sido en estos dos años y vamos a ser en los dos años que nos quedan", planteó y aseguró que "la oposición no puede ser ni oportunista, ni obstrucionista".

"Nos hemos mantenido en una postura a lo largo del tiempo. Hoy el conjunto de los vecinos de la ciudad de Gualeguaychú ve que algunas de las cuestiones que nosotros advertíamos hace algún un par de años se han cumplido y hemos sido consecuentes con lo que hemos dicho y con lo que hemos hecho", dijo.

Bourlot apuntó que "hemos sido una oposición responsable y en ese lugar nos ponemos porque entendemos que en determinadas circunstancias hay mayores espacios para la disidencia y para las nuevas propuestas, y en otras circunstancias en donde uno tiene que ser absolutamente responsable, reconocer determinadas debilidades y acompañar algunas cuestiones. Me parece que ese es el rol central" de la oposición.

Algunos de los temas abordados con Eugenio Bourlot:

- Carta Orgánica: "Hay que separar la Carta Orgánica, que a algunas otras fuerzas políticas les resulte más trabajoso o más complicado hacerlo desde la cotidianeidad política de la ciudad. No creo que haya que mezclar el día a día de Gualeguaychú y la posición que uno tiene desde un partido político acerca del desarrollo de una gestión municipal. (…) Cuando tenemos la oportunidad de juntarnos para establecer cuáles son las bases que necesita la Carta Orgánica para la ciudad de Gualeguaychú existen fuegos cruzados y de alguna manera la empiezan a atravesar cuestiones que tienen que ver con discusiones políticas internas de los partidos, con miradas electoralistas".

"Lo que hay que defender es la necesidad de la sanción de una Carta Orgánica en Gualeguaychú, porque es una herramienta necesaria para cualquier intendente que le toque gobernar la ciudad de Gualeguaychú de ahora en adelante. Hace a la gobernabilidad. (…) Decimos que es necesario en la discusión, establecer 5, 6, 10 puntos que son centrales para cualquier administración municipal que tiene que ver con el control de gestión, con la auditoría externa, con la población de la Municipalidad, con un conjunto de cuestiones que hacen al gobierno de todos los días y le van a permitir a cualquier intendente resolver de una manera mucho más sencilla y alejado de la diaria del Concejo Deliberante, del Ejecutivo Municipal, las cuestiones trascendentes de la ciudad. Y me parece que esto requiere consenso, diálogo y participación".

"Si no somos lo suficientemente maduros y generosos para separar una cuestión de la otra, me parece que no podemos pensar en cómo desarrollar Gualeguaychú hacia adelante. Entonces lo que creo que no es bueno, es dentro de la lógica política partidaria de todos los días incluir la discusión de la Carta Orgánica. Creo que tenemos que ser lo suficientemente sensatos, maduros y responsables para ponernos en el lugar. Decir esto no se toca, esto se cuida, es una oportunidad que tenemos".

"Convengamos que en la cuestión política es mucho más difícil llegar a acuerdos que tener desacuerdos. Hagamos el esfuerzo por transitar un camino juntos (…) No hay que poner esta discusión dentro de un acuerdo político. Esto no es un acuerdo político, es un acuerdo necesario requerido por toda la sociedad de Gualeguaychú".

"Tenemos que tener la suficiente grandeza para reconocer las cosas como son y no darle tanta vuelta. El intendente hoy es Bahillo, las elecciones deberían ser este año y en definitiva la figura institucional que la va a promover, es Bahillo. Separemos la discusión que tiene que ver con la Carta Orgánica de la discusión con el día a día de la ciudad".

- Aumento de tasas: "Con este aumento sería estaremos cerca de un 58 por ciento más o menos, en dos años. Vemos con mucha preocupación que el financiamiento de la Municipalidad requiera permanentemente un nuevo esfuerzo del contribuyente del vecino de la ciudad de Gualeguaychú. Este es el tercer aumento en la gestión. Hay que reconocer que hay un índice de inflación, que los costos se mueven y que en esta economía planteada en los términos que está".

"La municipalidad para aumentar las tasas tiene que tener altos índices de cobrabilidad en todos los sectores. En algunas zonas hay buenos índices de cobrabilidad y en algunas otras, en la medida que te vas saliendo del centro, los índices de cobrabilidad van bajando".

"Un buen índice de cobrabilidad es el 80 por ciento, aproximadamente. A ese número se llega en algunas manzanas del centro, sacando las propiedades que son del Estado. Ahora si te vas a otras zonas que no están en la periferia pero están fuera del microcentro, ves que son zonas que tienen un buen poder adquisitivo pero no pagan los impuestos. Los impuestos que sirven para financiar el agua, el barrido y la recolección, lo básico del alumbrado público".

"Hay que ajustar los índices de cobrabilidad primero y tener en cuenta no un aumento de un 18- 20 % como se plantea, sino tener otros índices que son más cercanos a los oficiales".

- Control del gasto: "Tenemos serios cuestionamientos. Entendemos que se gasta demasiado. Tenemos los decretos de contratos que han pasado a planta permanente cuando tenían carácter político. Contratos que se han hecho en esta administración que han pasado a planta permanente, que no son contratos que llevan 7, 8 o 9 años. Planteamos en el momento de la suba de la discusión salarial con los aportes de la caja, ingreso cero de personal en la municipalidad. Y esa situación tampoco se ha dado, por lo que nos manifestamos proclives a escribir una ordenanza en este sentido".

"Nosotros reconocemos que hay mayores costos, que se gasta más de lo que se debe. Reconocemos que la situación de la Municipalidad tiene un cierto nivel de debilidad en ese sentido. Entre esas tres cuestiones hay que tratar de buscar una posición".

- Planificación de la ciudad: "Hay cuestiones que se plantearon que no se han podido desarrollar, porque no han querido o no han sabido hacerlo. Uno plantea el tema del turismo cuando es un factor esencial en el desarrollo de la ciudad de Gualeguaychú. Hay que empezar seriamente a trabajar por eso decíamos de la necesidad de incorporar el Consejo Consultivo de Planeamiento en esta discusión a trabajar seriamente en la zonificación de la ciudad y en algunas definiciones del perfil de ciudad que se quiere. Hemos sostenido que hay que desarrollar la costanera sur. Entre la norte y la sur son dos ciudades absolutamente diferentes. Si algunos gobiernos hicieran esfuerzo en desarrollar la infraestructura de la ciudad para poder desarrollar el turismo caso de Luis Leissa, Emilio Martínez Garbino, el mismo caso de Daniel Irigoyen. Que se trabajó en función de desarrollar y adecuar la infraestructura de la ciudad para poder recibir al turismo. Para que tengamos una ciudad más agradable, que invite al turista a volver; lo que tenemos que empezar a hacer es trabajar sobre la zona sur. ¿Cómo llegás a la costanera? Llegás siempre por el mismo lugar. No tenés un circuito alternativo por donde ir porque no está desarrollado".

- Capital político: "La dirigencia de hoy no es un reflejo de la dirigencia de hace algunos tiempos. Sacando la política, la dirigencia gremial, la dirigencia económica, la dirigencia social es una instancia. Creo que algunos viejos dirigentes se ocupaban de Gualeguaychú además de sus negocios. Y hoy vemos que hay mucha dirigencia que se ocupa de su negocio a pesar de Gualeguaychú".

"Quien pensó el frigorífico como un negocio que daba muchísima fuente de trabajo y obviamente generaba una riqueza importante para quiénes eran dueños. Pero no era a pesar de la ciudad, era para la ciudad. Ahora si yo lo pongo en otro lado y digo en vez de invertir en un emprendimiento y dar mil puestos de trabajo me ocupo de hacer un emprendimiento inmobiliario y alquilarlo, no doy trabajo y no genero riqueza. Y no la distribuyo. Es claro, volvemos a necesitar esa dirigencia que pensaba en un conjunto de emprendimientos que desarrollaron la ciudad".

"Dirigentes que se ocupaban, no políticos, dirigentes de la ciudad que se ocupaban del complejo Zárate Brazo Largo, del Parque Industrial; los dirigentes de Gualeguaychú que fueron los primeros que recorrieron lo que hoy es la ruta 14. Hay que volver a sumar la dirigencia económica, social, cultural, a la dirigencia política. A la necesidad de encontrar consenso y de poder plantearse un desarrollo sustentable".

Comentá la nota