NUEVO ESCÁNDALO ENVUELVE A MÉDICO QUE SE DEDICA A CIRUGÍAS PLÁSTICAS

Aníbal Lotocki negó el jueves el usó sustancias prohibidas en artistas de Chile a los que atendió para tratamientos estéticos, y señaló haber sido objeto de "acusaciones injuriosas por parte del Canal 13" del país trasandino.
No respondió sin embargo a una pregunta referida a si estaba habilitado para actuar como profesional de tratamientos de este tipo en Chile, aunque la comunicación telefónica era defectuosa. Los periodistas trasandinos querían saber en especial si había empleado una sustancia denmominada metalcrilato que según afirmaron está prohibida en ese país. Lotocki respondió afirmativamente señalando en una oportunidad que lo había adquirido en aquel país, aunque luego indicara que las pacientes chilenas fueron atendidas en Argentina. No estaban muy claros los dichos del galeno que fue conocido públicamente luego del fallecimiento deuna paciente suya. Situación a la cual la Justicia misionera declaró la falta de mérito. El galeno recibió una multa por operar en un lugar no habilitado. No obstante, recusó la medida, que se definiría en el Ministerio de Salud Pública.

De todas formas, videos que circulan por internet que denotan buena producción Lotocki cuenta que usa la sustancia polémica. En dichos videos se observa perfectamente al médico y dos pacientes, una mujer y un travesti. Y tampoco está identificado si el mismo se realizo en Argentina o Chile.

La noticia conocida en Chile dice que el médico realizaba intervenciones en un departamento a las estrellas de la farándula del vecino país. Y utilizaba sustancias como metacril y silicona industrial, las cuales pueden acarrear consecuencias fatales.

Romina Salazar, una de las modelos operadas por Lotocki. Pagó dos mil dólares. Para el reconocido cirujano José Zarhi, quien intentará reconstruir la mala praxis de Lotocki, lo que sucedió a Romina es "una secuela grave".

Blanquita Nieves, Gisella Molinero, Pamela Sosa, Marcia Sáenz y Romina Salazar, todas bellas, sexies y chilenas, tienen algo más en común: haber pasado por las manos de Anibal Lotocki, el cirujano plástico de las estrellas detrás de los Andes.

La fama de estas mujeres y la presión por seguir en el medio televisivo las impulsó a cada una a someterse a cirugías estéticas que tuvieron consecuencias desastrosas, como en el caso de Salazar e impredecibles en el futuro, como Blanquita Nieves y su implante de glúteos.

En este último procedimiento quirúrgico aparece el metacril, un producto que comenzó a utilizarse sólo para corregir arrugas faciales, pero que derivó en nuevos usos.

Al igual que la silicona líquida penetra en el interior de los tejidos musculares donde cristaliza, provocando una fibrosis, es decir una inflamación permanente en la zona tratada. Sin embargo al rellenar un área mayor a la de una la fibrosis resultante será diferente porque el cuerpo intentará expulsar el material extraño que está causando el problema, y se desplazará de la zona intervenida.

"Este compuesto está proscrito en muchos países", señaló el doctor Eduardo Villalón, vocero de la Asociación Chilena de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética.

Hace un par de meses Romina Salazar, impactó a los medios tras mostrar el resultado de una rinoplastia, en la cual sólo buscaba afinar la forma de su nariz, pero obtuvo la pérdida completa de la forma natural de ésta.

La modelo decidió dar su testimonio a "Viva la Mañana", sobre la cirugía que le cambió la vida. La morena dijo visitar en su consulta a Lotocki en Argentina de la cual tiene malos recuerdos. "Yo estuve una hora parada en la puerta. Decía no es posible y no había un cartel, no había una publicidad, nunca existió la clínica. En Buenos Aires él tenía una especie de clínica pero es clandestina, porque afuera no había ningún cartel que indicara que eso era un centro de estética. Me di cuenta, pero estaba en la pista y tenía que bailar", precisó Salazar.

En el currículum de Lotocki se indica que no ha sido reconocido por la Asociación de Cirugía Plástica en Argentina.

"Sentí toda la cirugía, estaba con los ojos abiertos y decía ‘me duele’. Gritaba. Me quería ir", recordó la modelo a lo cual agregó que tras sus quejas el doctor decidió amarrar brazos para que no se moviera.

Para el reconocido cirujano José Zarhi, quien intentará reconstruir la mala praxis de Lotocki, lo que sucedió a Romina es "una secuela grave".

Francisco Saavedra fue en busca del doctor, quien haría una serie de procedimientos durante fiestas patrias, vea qué sucedió con la investigación en el siguiente video.

Luego de que Canal 13 exhibiera una nota realizada por Francisco Saavedra, en donde denunciaba al doctor Aníbal Lotocki, el panelista del matinal comenzó a recibir mensajes que amenazaban su integridad física

El médico realizaba intervenciones en un departamento, del cual era responsable Pamela Sosa. Y utilizaba sustancias como metacril y silicona industrial, las cuales pueden acarrear consecuencias fatales.

El periodista señaló sobre Lotocki, "Aquí estamos hablando de un gallo que es un mono con navaja. Nadie puede intervenir en un departamento. Nadie puede ser tan irresponsable de facilitar un lugar para realizar este tipo de intervenciones. Me parece grosero. Me parece violento, inhumano y terrible", sentenció el panelista de "Viva la Mañana".

Comentá la nota