Nuevo desafío de Cobos al Gobierno: pidió suspender retenciones por la sequía

Nuevo desafío de Cobos al Gobierno: pidió suspender retenciones por la sequía
El vicepresidente Julio Cobos volvió a dar otra muestra de las profundas diferencias que mantiene con el gobierno de Cristina Kirchner, al considerar que se deben abrir las exportaciones de carne y suspender las retenciones a los granos en las zonas afectadas por la sequía.
Estas medidas, precisamente, no se encuentran en la agenda de corto plazo de la administración Kirchner, según reiteran funcionarios oficiales.

Cobos se encargó de mostrar su enfrentamiento con el Gobierno, desde que su voto "no positivo", respecto de la resolución 125 que implementaba las retenciones móviles a las exportaciones de granos, dio por tierra con el plan de la Presidenta para redistribuir la rentabilidad del sector agropecuario.

Una y otra vez, el vicepresidente se mostró cercano a los reclamos del campo y fue vitoreado por la dirigencia agropecuaria cuando su voto definió el fin de las retenciones móviles.

Tras haber cobrado notoriedad por este hecho, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner recibió en varias oportunidades a los dirigentes de la Mesa de Enlace Agropecuaria.

En otro capítulo más de este enfrentamiento, Cobos planteó hoy "la necesidad de abrir las exportaciones de carne, en virtud de que está asegurado el proceso en el mercado interno, debido a la existencia de un stock sobreabundante".

Durante un encuentro que mantuvo con el intendente de Brandsen, Carlos Alberto García, el funcionario también se manifestó a favor de "la suspensión de las retenciones en las zonas afectadas" por la sequía.

Y se mostró proclive a que se disminuyan las retenciones a las exportaciones de granos en "las no afectadas a efecto de mantener la competitividad del sector y asegurar la rentabilidad" de los productores, para que puedan "mantener los mercados ganados".

"La tendencia en los últimos meses de 2008 y en lo que va de 2009 marcó una notable disminución de los valores de exportación", argumentó el vicepresidente.

Brandsen es una localidad Bonaerense que se encuentra a 45 kilómetros de La Plata y fue el primer lugar donde las imágenes de animales muertos por la sequía provocaron un fuerte impacto entre los productores.

El jefe comunal de esta localidad le manifestó al vicepresidente su inquietud por las dificultades que esta situación ha provocado.

"Hay un vasto sector de la producción que está en desastre más que en emergencia. La sequedad en los campos obligó a que se triplicaran las ventas de vientres con respecto a enero del año pasado", explicó García.

En este sentido, precisó que "se vendieron 20 mil cabezas de ganado de los cuales el 50 por ciento son madres o vaquillonas, lo que provoca mayor preocupación e incertidumbre".

Si bien la actividad en Brandsen está diversificada, posee una zona tambera importante, y el intendente explicó que es allí donde "en las casas de remate se están malvendiendo las cabezas de ganado, por la falta de raciones y por la carencia de granos".

"A ésta altura los productores ya consumieron sus animales y también las reservas para el invierno", remarcó García.

Si bien elogió la Emergencia Agropecuaria decretada por el gobernador Daniel Scioli para toda la provincia, también advirtió que "los productores están reclamando la apertura de las exportaciones, porque eso permitiría que aumente el precio de los animales que mandan a la feria".

"No basta sólo el diferimiento del pago de los impuestos sino que es necesaria una ayuda, un subsidio, que debería haber salido del fondo anticíclico que ha creado el Gobierno de la nación y que la provincia no lo tiene", sostuvo el intendente.

Comentá la nota