Un nuevo decreto complica la llegada de Farmacity a Mendoza

Un nuevo decreto complica la llegada de Farmacity a Mendoza
El Ejecutivo modificó la reglamentación del 2005. No habilitará más de 2 locales por firma ni se venderán fármacos en góndola.
El Ejecutivo provincial firmó el viernes pasado un decreto publicado ayer en el Boletín Oficial por el que modifica la reglamentación vigente desde 2005 de la ley 7.303 que regula el mercado farmacéutico de Mendoza, introduciendo nuevas condiciones que impedirían el desembarco de Farmacity y de cualquier otra cadena de farmacias del país o el exterior.

Los cambios entre el decreto viejo y el nuevo (ver claves) que regula la actividad farmacéutica son sustanciales sobre todo en el artículo 25, capítulo IV, que especifica que ahora toda nueva farmacia o el cambio de propiedad de una ya existente deberán contar con una "nueva habilitación" supeditada a la voluntad del Gobierno.

También se cierra el paso de ahora en más a la instalación de cualquier cadena farmacéutica, ya que el nuevo decreto reglamentario contempla la habilitación de no más de dos locales bajo la misma propiedad física o jurídica.

Esto implica que se le podrá exigir a Farmacity, bajo el amparo legal, que no podría en realidad quedarse con los 23 locales de las farmacias Mitre y Del Águila que compró, ya que una empresa puede tener dos como máximo.

El gobernador Jaque y su ministro de Salud, Aldo Sergio Saracco, firmaron el viernes un decreto que hasta ayer aún no conocían funcionarios del propio Ministerio de Salud y hasta algunos diputados del oficialismo que impulsaban en la Legislatura una ley que le cierra el paso a cualquier cadena de farmacias del país.

"La ley nunca se cumplió, sólo en partes y ahora se cumplirán algunos aspectos para mitigar los efectos de la entrada de estos capitales que los muchachos (farmacéuticos locales) dicen que les afectan el mercado. Quieren asegurarse el mercado a perpetuidad", dijo el justicialista presidente de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) de la Cámara de Diputados, Raúl Millán, quien remarcó la necesidad de que todas las partes implicadas tengan en cuenta a la gente.

El lunes representantes farmacéuticos de San Martín, San Rafael y del Gran Mendoza junto a miembros del Colegio de Farmacéuticos y de la Cooperativa Farmacéutica de Mendoza (Cofarmen) se reunieron con integrantes de la Cámara Baja para pedir apoyo a la actividad y protección hacia los comerciantes locales y tradicionales.

Pero, además, pidieron darle mayor celeridad a la modificación del artículo 2 de la ley 7303/04 que prevé transparentar a los propietarios de las Sociedades Anónimas (S.A.) vinculadas a la industria de los fármacos y droguerías.

Dicha solicitud traía de vuelta la polémica sobre el origen real (argentino, mexicano y/o colombiano) de los capitales que sustentan a la cadena Farmacity. Sin embargo, toda esta discusión perdió sentido luego del nuevo decreto reglamentario.

En el Gobierno tienen claro que la decisión traerá polémica y también aceptan que hubo fuertes lobbies tanto para frenar la llegada de Farmacity como para aceptarla. Pero dicen estar seguros y creen que de esa manera se resguardará la seguridad sanitaria.

"A nosotros Farmacity no nos comunicó oficialmente la compra. Por eso tendrá que ajustarse a la reglamentación. Nos interesa tener control sobre el sistema sanitario y saber quiénes son los propietarios. No es inocuo quién es el dueño de un lugar donde se manipulan y venden medicamentos", aseguró un funcionario del Gobierno.

Aun así, en el Ejecutivo ya se imaginan que el tema podría llegar a la Justicia. "Ahora todos deberán tener cuidado a la hora de vender las farmacias, porque van a tener que ser habilitadas nuevamente. Nuestra idea es volver a la farmacia de confianza, con profesionales responsables y conocidos. Es el modelo sanitario que queremos, nuestro interés es la salud pública", explicó la fuente.

En el Gobierno maduraron en silencio el cambio. De hecho, Jaque firmó el decreto el viernes pasado, mientras Farmacity anunciaba su llegada. Y sólo se remitieron a comunicar el decreto a través del Boletín Oficial. Según aseguraron fuentes del Ejecutivo, el tema fue abordado por el Ministerio de Salud, con la venia del gobernador Jaque, aunque en esa cartera ayer se desentendieron de dar explicaciones.

Al ser consultados, voceros de Farmacity ratificaron que la compra de las farmacias Mitre y del Aguila ya está hecha, pero admitieron desconocer la existencia y el contenido del decreto por lo que sólo informaron que lo estudiarán antes de anunciar los pasos a seguir.

La duda se plantea también para el resto de las farmacias, ya que algunas modificaciones alcanzan a las que ya funcionan. Es que, entre otras cosas, se prohíbe que haya medicamentos en góndolas. "Las farmacias deben poseer una ordenada separación entre los medicamentos según sea su condición de expendio, no pudiendo en ningún caso estar al alcance directo del público", dice la nueva reglamentación.

Ésta también dispone que no se podrán vender artículos que queden fuera de lo estrictamente farmacológico y que para atender más de ocho horas diarias, deberán pedir una habilitación especial.

Comentá la nota