Nuevo cruce de Cristina y Kirchner con De Narváez y Macri por Aerolíneas

La Presidenta criticó a la oposición por su apego a las "políticas de los 90".
Vuelve un clásico de los 90. El debate estatal versus privado se metió de lleno en la campaña electoral. Aunque con una vuelta de tuerca típica del pendulismo argentino. Hoy, los "estatistas" están en el Gobierno y los "privatistas" en la oposición.

Todo comenzó cuando Mauricio Macri se expresó el martes en contra de las reestatizaciones más emblemáticas del kirchnerismo y aseguró que, si fuera por él, volvería a privatizar Aerolíneas Argentinas, Aguas Argentinas y la administración de las jubilaciones.

El Gobierno vio allí un filón para confrontar ideas, un debate sobre el modelo del país en el que se siente cómodo, y se lanzó de cabeza. Ayer, la Presidenta y Néstor Kirchner siguieron machacando contra el Jefe de Gobierno y el "neoliberalismo de los 90", una discusión a la que se sumó Francisco de Narváez y que se concentró, sobre todo, en Aerolíneas.

"Los argentinos sufrimos 16 años de Aerolíneas en manos privadas que castigó a la Argentina profunda dejándola sin conectividad, aislada", recordó Cristina Fernández temprano en un acto en San Juan. "No sólo no tenían acceso aquellos argentinos que necesitan viajar por una emergencia, sino que muchos empresarios también sufrieron la falta de conexión y se perdieron millones de dólares en turismo".

Casi en simultáneo, el primer candidato a diputado de Unión PRO, Francisco de Narváez, avaló las palabras con que Macri había abierto el debate. "Estoy totalmente en concordancia con lo que dijo Mauricio de que la restatización de Aerolíneas Argentinas es un enorme error", afirmó por radio. "El Estado se ha hecho cargo de una empresa que traía una deuda de 600 millones de dólares. Todos los días sigue perdiendo plata y lo están tratando de disimular con la compra de aeronaves".

El tercer acto lo escribió el ex presidente que, durante una recorrida de campaña por Lomas de Zamora, retrucó: "¡­Qué va a perder cuatro o cinco millones de pesos por día, como dicen por ahí! Lo que pasa es que se está invirtiendo después de 20 años porque la tenemos que fortalecer y tener conectividad desde Jujuy a Tierra del Fuego". Y agregó una estocada irónica hacia Macri y De Narváez: "Hay otros que tienen acceso a elementos para poder transportarse o pueden alquilar aviones, pero el común de los argentinos necesita una línea de bandera".

Después de comprobar la polémica que desató sus declaraciones, el propio Macri salió ayer a recoger el piolín y matizar su posición original. Aseguró que el matrimonio presidencial quiere instalar una "falsa antinomia" entre público y privado. "Estamos a favor de un Estado que administre con seriedad y con responsabilidad y que esté al servicio de la inclusión social y de la igualdad de oportunidades pero lo que nosotros no queremos es que Aerolíneas Argentinas quede en manos de Kirchner, de (el secretario de Transporte, Ricardo) Jaime y de sus amigos".

Hoy a las 10.30, tres de los gremios aeronáuticos (AAA, APA y UPSA) manifestarán su bronca contra Macri frente a la sede del Gobierno porteño.

Comentá la nota