Nuevo cortocircuito con Brasil, ahora por juguetesc

La Argentina cerró el ingreso de esos productos del país vecinos. La dura respuesta que llegó desde el gobierno de Lula
Los conflictos comerciales entre la Argentina y Brasil sumaron ayer un nuevo capítulo, con la advertencia del país vecino con nuevas restricciones si no se levantan las barreras al importación de juguetes.

Así lo hicieron saber fuentes del Ministerio de Comercio Exterior, como reacción ante una notificación del gobierno argentino que "no reconoce la certificación de los órganos brasileños para exportar juguetes".

Las fuentes añadieron que el secretario de Comercio Exterior brasileño Welber Barral "notificó el lunes a Argentina que si en 15 días esa situación no se revierte los juguetes provenientes de Argentina estarán sujetos a licencia previa" de importación en Brasil.

Según las normas de la Organización Mundial del Comercio, cada país tiene hasta 60 días para la liberación de productos que no posean licencias automáticas, precisó la fuente.

En los últimos meses, las relaciones comerciales argentino-brasileños tuvieron varios puntos de fricción, con la imposición de barreras para-arancelarias a la importación de productos. La Argentina aparece como la más perjudicada en el conflicto, en razón de que el grueso de las restricciones dispuestas por Brasil se centran en productos alimenticios perecederos.

Comentá la nota