El nuevo Concejo ya incide en la política local

Se posterga o acelera el tratamiento de algunos temas, especulando con el cambio cercano en la composición del cuerpo legislativo. Desde el 10 de diciembre el "pultismo" tendrá mayoría absoluta.
A poco menos de un mes de que los concejales electos asuman en sus bancas, ya comienzan a configurarse algunos aspectos centrales del panorama político del nuevo Concejo Deliberante local, cuyos efectos ya se advierten en el funcionamiento actual del cuerpo.

El ingreso de 12 nuevos ediles, dará lugar a un cambio sustancial en la relación de fuerzas que se mantuvo en el transcurso de los dos primeros años de la gestión del intendente Gustavo Pulti entre el oficialismo y la oposición y marcará también la aparición de nuevos actores al quehacer político de la Municipalidad.

La modificación en la composición del HCD parece estar influyendo por estos días en el proceder del gobierno y de los ediles opositores.

El Ejecutivo y su bancada de concejales tratan en algunos casos de postergar el tratamiento de ciertos expedientes sensibles con la intención de ponerlos sobre la mesa después del 10 de diciembre, cuando Acción Marplatense posea una mayor cantidad de bancas y se asegure una aprobación más sencilla en las comisiones y en el recinto.

Este el caso de, por ejemplo, el decreto firmado por el intendente Gustavo Pulti que prohíbe la instalación de publicidad callejera que obstruya la visualización del mar, una cuestión que había sido encarada con una aparente firme decisión. El oficialismo entendió semanas atrás que requerir en este momento el aval del Concejo podría traerle un dolor de cabeza, por lo que "adormeció" el tema para ponerlo a consideración recién cuando disponga de un mayor número de concejales.

Aunque la actitud de Acción Marplatense no es la misma ante todos los temas. Por ejemplo, frente al proyecto que convalida la instalación transitoria de monederas a bordo de los micros de línea asumió una actitud totalmente contraria, por lo que busca obtener un despacho cuanto antes.

Es que el gobierno interpreta que una decisión de este calibre debería ser adoptada por el actual Concejo en el que se encuentra en inferioridad numérica, con lo que evitaría que la medida sea leída por la opinión pública como la imposición de una mayoría oficialista.

La futura renovación del cuerpo genera en Acción Marplatense también expectativas de lograr revitalizar algunas iniciativas malheridas. Entre ellas la de trasladar a los bares de la calle Alem a la escollera Norte, un proyecto que mereció duras críticas de parte de la oposición, que procuró recostarse en las numerosas objeciones de distintos sectores que advirtieron sobre la inconveniencia de utilizar al muelle con propósitos distintos a su naturaleza. Posiblemente, cuando la relación de fuerzas cambie, el oficialismo tratará de colocar este tema otra vez en la agenda.

El rol de la oposición

Lo cierto es que en el nuevo Concejo, Acción Marplatense no debería sufrir los inconvenientes que en estos dos años de gestión le planteó la oposición, en especial el bloque radical. La UCR tuvo en sus siete concejales a un grupo que -asociado a los dos de la Coalición Cívica y a Carlos Katz, de Consenso Local- si bien no llegó a esmerilar de manera contundente la gestión de Pulti, supo marcarle los tiempos y alterar su agenda.

Iniciativas enviadas al HCD por el intendente -como la regulación de las grandes superficies en octubre del año pasado- fueron reelaboradas por este sector de la oposición, que no dejó de imponer su criterio frente a algunos temas.

Esta es una actitud que también se vio acrecentada en los últimos días, frente a dos cuestiones que malenquistaron al oficialismo: la aprobación de un proyecto de ordenanza autorizando el uso de tarjetas de aproximación como sistema de pago del boleto de colectivos y la aplicación de rebajas del 35% en los valores de las obras de alumbrado especial.

Con estas medidas, el radicalismo y sus aliados parecen estar aprovechando la última etapa de un período en el que debieron acostumbrarse a ejercer la oposición y pudieron hacerlo con al menos 10 concejales que jugaron en sintonía frente a una bancada oficialista de 7 ediles.

Nuevos bloques

En el nuevo Concejo, Acción Marplatense dispondrá de 12 concejales (exactamente la mitad del total) y retendrá la presidencia del cuerpo, actualmente a cargo de Marcelo Artime. La nueva bancada oficialista quedará compuesta por los 5 concejales que tienen dos años más de mandato, que son Artime, Santiago Bonifatti, Claudia Rodríguez, Martín Aiello y Leandro Laserna. Gracias al resultado de la última elección podrá sumar otras 7 bancas con Eduardo Pezzati, Héctor Rosso, Marcela Amenábar, Diego Monti, Gerardo Cirece, Débora Marrero y Ricardo Palacios.

Si bien el número no se compara con el logrado por otros intendentes en su apogeo (basta recordar que Elio Aprile conformó un bloque de 15 en 1999) la cantidad de legisladores puede ser suficiente como para que el gobierno se conduzca con mayor tranquilidad durante el resto de este mandato.

El nuevo bloque radical seguirá, en cambio, un camino de reducción en cuanto a cantidad de integrantes. Sólo dos de sus actuales ediles seguirán en sus bancas, como es el caso de Fernando Rizzi y Maximiliano Abad. A ellos se les incorporarán Vilma Baragiola, Eduardo Abud y Nicolás Maiorano, conformando así un bloque de 5 miembros. No obstante, todo parece encaminado para que se consolide el interbloque del Acuerdo Cívico y Social que la UCR ya conforma con Guillermo Schutrumpf (Coalición Cívica) Leticia González (Alternativa Social) y Carlos Katz (Consenso Local). Así, habrá un grupo de 8 concejales que se espera actúe de manera coordinada en la otra vereda del Ejecutivo.

No obstante, existen muchos otros datos a tener en cuenta de cara al futuro. La renovación que tendrá lugar el mes próximo marcará la virtual disolución del bloque Frente Nacional y Popular Marplatense, que hoy integran Viviana Roca, Juan Domingo Fernández, Juan Carlos Cordeu y Diego Garciarena. Sólo este último permanecerá dentro del cuerpo por los próximos dos años, debiendo ocupar algún lugar en el nuevo esquema político que quedará planteado. Algo similar sucederá con Verónica Beresiarte, que seguirá siendo la única concejal del Frente para la Victoria en la ciudad.

En tanto que significará toda una novedad el ingreso de dos nuevos concejales al cuerpo: Carlos Fernando Arroyo y Mario Alfredo Lucchesi. Ambos integraban la lista del Frente es Posible que obtuvo el tercer lugar en las elecciones de junio y ya generaron una noticia: todo indica que se distanciaron por lo que una vez que asuman, conformarán bloques separados.

Concejo

La composición del Honorable Concejo Deliberante después del 10 de diciembre será la siguiente:

- - Acción Marplatense - -

Marcelo Artime

Santiago Bonifatti

Martín Aiello

Claudia Rodríguez

Leantro Laserna

Eduardo Pezzati

Héctor Rosso

Marcela Amenábar

Diego Monti

Gerardo Cirese

Débora Marrero

Ricardo Palacios

- - UCR - -

Fernando Rizzi

Maximiliano Abad

Vilma Baragiola

Eduado Abud

Nicolás Maiorano

- - Coalición Cívica - -

Guillermo Schutrumpf

- - Alternativa Social - -

Leticia González

- -Consenso Local - -

Carlos Katz

- - Frente Nacional y Popular Marplatense - -

Diego Garciarena

- - Frente para la Victoria - -

Verónica Beresiarte

- - Frente es Posible - -

Carlos Arroyo

Mario Lucchesi

Comentá la nota