Un nuevo capítulo de un viejo enfrentamiento sindical

El conflicto que estalló ayer en la Terminal de Retiro es de vieja data. Y tiene como denominador común que un vasto número de choferes y trabajadores del transporte no se siente representado por la conducción de la UTA. Algo similar viene pasando con los trabajadores del Subte, también en disidencia con la dirigencia de la UTA.
En este caso lo que está en disputa es un retroactivo de $ 2.800, reconocido por las compañías en octubre de 2009, y que fue acordado hace 10 días con la UTA para ser pagado en 6 cuotas, de febrero a julio de 2010. Fue el detonante de un nuevo enfrentamiento en este gremio clave ya que los choferes enrolados en la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA) quieren el pago al contado.

La UCRA obtuvo "inscripción gremial" en 2002 para la Capital y GBA. Pero por la ley de Asociaciones Sindicales, la UCRA no puede negociar en nombre de los trabajadores porque la "personería gremial" (única) la tiene la UTA.

La UCRA se fue extendiendo a otros lugares y así fue pidiendo la extensión de esa inscripción gremial en nueve Provincias. Y se sucedieron los conflictos. Sólo para mencionar los últimos. En el Chaco, a mediados de 2009, se denunció que 18 choferes fueron despedidos por afiliarse al SITTACH (Sindicato de Trabajadores del Transporte Automotor del Chaco), adherido a la UCRA. Semanas atrás, la sede gremial de la UCRA en Tucumán fue violentada y parcialmente incendiada a la noche.

Estos cuestionamientos se robustecieron porque, a fines de 2008, la Corte Suprema determinó que un "sindicato simplemente inscripto" puede convocar a elecciones de delegados. Y que para ser candidato a delegado no se requiere ser afiliado al sindicato con personería gremial. Con este fallo, pasó a tener otro valor la hasta entonces "simple inscripción sindical".

En diciembre de 2009, nuevamente la Corte fijó que los directivos y delegados de los sindicatos simplemente inscriptos no pueden ser despedidos y tienen la misma estabilidad que los delegados de los sindicatos con personería gremial.

Entre tanto, en los sindicatos con personería gremial, como la alimentación, en la reciente elección de delegados en Kraft la lista afín al sindicato oficial de Rodolfo Daer quedó última, perdiendo a manos de los delegados y activistas que lideraron el conflicto y que no aceptaron "legalizar" los despidos.

Comentá la nota