Un nuevo barco para surcar los mares

El "Salvador R", construido en el Astillero Contessi, fue botado ayer en el puerto local.

El "Salvador R", la embarcación 111 construida por el Astillero Naval Federico Contessi y Cia SA, fue botado ayer en el astillero local. El buque es un fresquero de altura, de 26,50 metros de eslora (largo), propulsado por un motor Guascor y que fue entregado completamente equipado.

El acto se concretó poco después de las 14.30, oportunidad en que se detalló que el nombre de la embarcación es un homenaje a don Salvador Ramaci, quien fue un reconocido pescador italiano que contagió su pasión por el mar a su hijo Pipo, que junto al resto de su familia y miembros de la empresa armadora Urbipez SA operarán la nave.

Con sol y un cielo casi despejado se procedió a la tradicional ceremonia con la bendición del padre Ezequiel Kseim, para dejarle lugar a la pequeña madrina, Rosario Luz Ramaci, quien fue la encargada de cumplir con el rito de estrellar la botella de champagne contra el casco de la embarcación, para que el "Salvador R" navegue por primera vez en las aguas del mar Argentino.

Así, en una breve reseña se relató la amistad que une al astillero Contessi con la familia Ramaci y un representante del directorio destacó que "cada botadura es un acontecimiento en sí mismo, pero también lo es en el marco del contexto en que se desarrolla. En este caso estamos inmersos en una crisis global de grandes proporciones que castiga duramente a la pesca y a sus industrias complementarias".

"Ya hemos demostrado en otras épocas -añadió- que estamos dispuestos a no flaquear en los malos momentos. Trabajando, arriesgando y financiando, tal como volvimos a hacerlo ahora".

Comentá la nota