Nuevo acueducto: compromiso nacional plenamente asumido .

"El tema del agua es todavía mucho más complejo que el tema eléctrico", dijo ayer el ministro de Infraestructura, Omar Judis, quien confirmó que el 25 de febrero se abrirá la licitación por el nuevo acueducto que llevará agua del Paraná hacia el interior, y del que dijo que tiene respaldo pleno en el prespuesto nacional 2010.

En ese punto, cuestionó a los legisladores nacionales del Chaco por la Alianza, que difunden con satisfacción el haber votado en contra de la ley presupuestaria. "Por eso es que estuvimos 20 años sin esta obra", reprochó.

El drama del interior

Judis, al hablar de las necesidades relacionadas con el agua potable, citó que por ejemplo en Sáenz Peña "el parque industrial no tiene ninguna posibilidad de contar con ese servicio, y hasta se han hecho barrios sin agua potable. Eso no se puede disimular con la crítica vana, sino que hay que trabajar, acordando políticas con el gobierno nacional".

"El tema agua es todavía mucho más complejo que el tema eléctrico, porque no dependemos de fuentes extraprovinciales, sino de las del Chaco, donde las fuentes por excelencia son el río Paraná, el Paraguay y el Bermejo", planteó. El ministro dijo que la situación al asumir el actual gobierno era "de falta de agua en Fontana, en Tirol, a menos de 10 kilómetros del río. Para eso se puso en marcha el acueducto Resistencia-Fontana-Tirol, que permitió superar la situación, donde hasta las cooperativas de Fontana y Tirol se peleaban por la cantidad de agua que se pasaba a unos y otros". A esto sumó que "en la zona de Margarita Belén y Colonia Benítez, estando también tan cerca del río, no tenían agua potable. El 21 vamos a estar inaugurando el acueducto que lleva agua a las dos localidades".

También citó que ahora se abre la licitación, financiada por el Programa Norte Grande, para el acueducto que alimentará con agua del rio Paraguay a Las Palmas y La Leonesa, que así permitirá dejar de tener como fuente a una laguna que tiene dificultades para su potabilización.

Otro acueducto es el del río Bermejo hacia General San Martín, del que dijo que "está colapsado por pérdidas, y también plantea la situación de otra ciudad que está a la vera del río y no tiene agua. Por eso estamos llamando a licitación la semana que viene para el acueducto Puente Libertad-San Martín". En el caso de Castelli, se llamó a licitación y se adjudicó para aprovechar el río Bermejo. En la línea del mismo río, se firmó un convenio para utilizar la fuente de captación que tiene el establecimiento Don Panos, de Eduardo Eurnekián, y llevar agua a Presidencia Roca y derivar hacia Ciervo Petiso, Colonias Unidas y Las Garcitas.

Los dos principales

Judis habló luego de las dos obras centrales en materia de distribución de agua hacia el interior. Una es el acueducto actual entre Resistencia y Sáenz Peña, que fue proyectado para asistir a la segunda ciudad del Chaco pero al que luego se conectaron otros pueblos y se le agregó una derivación hacia Villa Angela.

"Eso se hizo en los años ’70, y estamos llegando al 2010, es decir más de 40 años, con mayores demandas y servicios que no estaban previstos, y así hay ciudades del interior que de ese acueducto tienen agua cuatro horas por día, y barrios que en esas cuatro horas tampoco reciben líquido en su casa, porque no les llega", describió.

A ese acueducto ahora el gobierno lo está "repotenciando", lo que significa que se van a colocar más bombas para aumente la presión y el caudal. "Pero con esto no resolvemos el problema, sólo pasamos el verano", reconoció.

Judis dijo que aparte de esto, "hay otro gran Chaco que no tiene acueducto ni sistema fiable de agua. Y ahí hablamos de Charata, Pinedo, Las Breñas, Corzuela, Concepción del Bermejo, Campo Largo, Avia Terai, Pampa del Infierno, Napenay, toda una línea olvidada que no tiene ninguna posiblidad. Sólo hacemos piruetas con reservorios y perforaciones". "La situación crítica que se vive en esos pueblo es peor que en los otros, que por lo menos tienen agua durante algunas horas del día", señaló. Por eso dijo que el segundo acueducto "viene a resolver la demanda insatisfecha existente, y además a llevarles justicia a todos estos pueblos que no tienen red de agua potable. No es replicar el acueducto existente. Es una obra de 540 kilómetros, que se abre por una planificación de políticas de Estado, que supera a esta gestión de gobierno".

Judis volvió a recordar que la gestión actual tuvo que desarrollar el proyecto "porque no había proyecto" y que luego hubo que "conseguir fuente de financiamiento, interesar a las empresas que pueden cofinanciar la obra, y eso nos llevó dos años".

El ministro cuestionó, sin mencionarlo, al radicalismo, que criticó al gobierno por no encarar la obra con mayor rapidez. "Quiero dejar claro que no había proyecto (en el gobierno anterior). Teníamos fecha de apertura a diciembre, cuando lo anunciamos en junio, nos dijeron que era una medida electoralista, pero los grupos nos pidieron extender plazos para conseguir mejores condiciones de financiamiento, y eso nos permitirá calzar mejor la obra. Ahora la apertura está prevista para el 25 de febrero", indicó.

"Pero para llegar a este punto, no hay que olvidar lo que había atrás. No teníamos proyecto, sólo había una traza. Eso no es serio cuando uno se pone a discutir condiciones de financiamiento", agregó.

La obra tomará agua del Paraná en Barranqueras, irá hacia Sáenz Peña (los pueblos intermedios serán asistidos por el ducto actual), y allí se hará una derivación hacia Tres Isletas, otra hacia Villa Angela, otra a Avia Terai, y conexiones indirectas a San Bernardo, Villa Berthet, Pinedo y Los Frentones.

Una gran inversión

El presupuesto de la obra estaría en el orden de los 1.200 millones de pesos, pero falta ver los costos de financiamiento. Judis dijo que hay interesadas "grandes empresas brasileñas y argentinas, como el grupo Techint".

La nación incorporó la obra en el presupuesto federal 2010 "porque si bien la ejecución va a traspasar al 2010, está calzado el financiamiento para poder la contraparte y la garantía necesaria para obtener el financiamiento. En esto también hay que decir que algunos legisladores chaqueños que dicen ‘nosotros votamos en contra del presupuesto nacional’, y lo dicen como si fuera una buena obra. Por votar en contra del presupuesto no tuvimos esta obra durante 20 años", reprochó.

Por eso pidió "dejar la posición partidaria para tomar la posición de la provincia. En este acuerdo tenemos muchos más fondos que los que lograríamos si se redimensionara la ley de coparticipación, en la que el Chaco es privilegiada. Nosotros tenemos un índice muy alto", recordó.

Comentá la nota