Las nuevas visitas piqueteras acorralan a los caciques

La furia de las agrupaciones piqueteras por el programa de cooperativas del Gobierno nacional se tradujo en movilizaciones hacía los despachos de los intendentes del Conurbano.
La semana pasada el mandamás de Esteban Echeverría, Fernando Gray, sufrió el descontento de las agrupaciones y alrededor de 500 militantes se apostaron en la Municipalidad.

Lo mismo sucedió con Francisco "Barba" Gutiérrez cuando diferentes grupos piqueteros quisieron una respuesta del jefe comunal ante la apertura de las inscripciones al programa Argentina Trabaja.

Hace poco más de un mes, el intendente de extracción vecinalista que se acercó al kirchnerismo, Gustavo Pulti (General Pueyrredón) también padeció la toma del Concejo Deliberante en manos de agrupaciones sociales.

Y ya varios dirigentes advirtieron a La Tecla que comenzarán –antes de fin de año- las visitas a los intendentes que se niegan a ceder lugares para los movimientos no oficialistas. Tanto Raúl Castells como Juan Carlos Alderete manifestaron que irán a los municipios para continuar con el reclamo. Al ser consultados por las localidades que visitarán, ambos indicaron que serán "todas".

Sin embargo, ya hay algunos nombres que los piqueteros tienen en carpeta para seguir con la ronda de visitas.

Entre ellos figura el jefe comunal de Merlo, Raúl Otacehé, Juan José Mussi de Berazategui, y Enrique "Japonés" García de Vicente López, entre otros. Es que para los piqueteros son algunos de los intendentes que más se resisten.

"Nosotros siempre dialogamos, pero en este marco no vamos a retroceder. Yo ya entregué 500 planes de cooperativas y tengo otros 500 inscriptos, por lo que ya cerré el registro", dijo Fernando Gray públicamente tras los episodios.

"Tengo planes entregados a Libres del Sur, que ahora es opositora, y a la CTA, que tampoco está con el gobierno", justificó.

Comentá la nota