Nuevas medidas por la droga que salió de Ezeiza

El caso de la narcomochila que apareció a principios de septiembre en el aeropuerto de Roma, proveniente de Buenos Aires, comenzará a generar novedades esta semana. Después de que el juez en lo Penal Económico Rafael Caputo ordenara la detención y liberación de una empleada de Aerolíneas Argentinas y los encargados de auditar el camino que siguen los equipajes, la fiscal que interviene en la causa, María Luz Rivas Diez, ordenó una batería de medidas para intentar encontrar a la banda que operaría desde Ezeiza traficando drogas a Europa. El caso fue revelado, en exclusiva, por Crítica de la Argentina en su edición de ayer.
Todo comenzó el 6 de septiembre, cuando la policía italiana encontró una mochila negra abandonada en una de las cintas transportadoras del aeropuerto de Fiumicino, Roma. Había llegado en el vuelo AR1140 desde la Argentina, sin escalas. Traía ocho kilos de cocaína empaquetada en ladrillos.

La información llegó a Buenos Aires por medio de Interpol y el miércoles pasado el juez Caputo allanó Ezeiza.

La mochila cargada de droga traía el membrete de una mujer argentina de nombre Silvia que efectivamente viajó a Italia junto con su hija. Además llevaba el código de barras que acredita que el equipaje había pasado por los controles de Ezeiza. Los primeros pasos de la investigación determinaron que esa mochila completamente negra no fue despachada por Silvia.

Alguien cambió la identificación del equipaje en el camino a la pista de aterrizaje y despegue, la única zona libre de cámaras de seguridad. Por tal motivo, la Justicia tiene la certeza de que existen complicidades dentro del aeropuerto y que no se trata de un acto aislado.

La decisión del juez de ir personalmente al aeropuerto y detener, entre otros, a la encargada de Aerolíneas de realizar el check-in no cayó bien entre el personal aeroportuario.

El mismo miércoles los empleados de la línea aérea del Estado realizaron una asamblea en la que se barajó la posibilidad de paralizar el aeropuerto, algo que finalmente no sucedió.

Comentá la nota