Nuevas marchas piqueteras complicarán el tránsito en la ciudad de Buenos Aires

Nuevas marchas piqueteras complicarán el tránsito en la ciudad de Buenos Aires
Varias organizaciones piqueteras se concentrarán a las 15 en varios puntos de la ciudad de Buenos Aires y marcharán hacia la Plaza de Mayo. Amenazaron con acampar frente a la Casa Rosada hasta que se les brinde una solución a sus reclamos. Sin embargo, desde el Gobierno hay gestiones para desactivar las manifestaciones

El microcentro porteño volverá a albergar grandes protestas que seguramente generarán importantes problemas en la circulación vehicular, a pesar de que el poder de movilización amainó luego de que los frentes sociales más numerosos decidieran bajarse.

La manifestación - que podría ser suspendida si se recibe un llamado oficial - será para pedir la incorporación de movimientos independientes al plan "Argentina Trabaja" y estará protagonizada por Barrios de Pie, el Movimiento Territorial Liberación, el Bloque Piquetero Nacional, el Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive y el Polo Obrero.

Desde las 15, los piqueteros realizarán concentraciones en las estaciones de Constitución, Retiro y Once para confluir dos horas después en la 9 de Julio y Avenida de Mayo y marchar luego a la Plaza de Mayo, donde podrían montar un campamento.

"Hemos recibido negativa a participar con las cooperativas de los movimientos, y no encontramos posibilidades de inscripción. No vamos a resignarnos ni a someternos al aparato clientelar y arbitrario del PJ bonaerense. Por eso reclamaremos en Plaza de Mayo, todo el tiempo que sea necesario hasta encontrar respuestas", señaló el líder de Barrios de Pie, Roberto Baigorria.

En su marcha hacia la Casa Rosada, tendrán el apoyo aunque no el acompañamiento de otra veintena de agrupaciones piqueteras que finalmente decidieron bajarse de la movilización conjunta, luego de que en los últimos días se avanzara en la incorporación de sus integrantes al programa en varios municipios del conurbano.

El plan Argentina Trabaja anunciado por la presidente Cristina Kirchner en agosto pasado está destinado a crear 100.000 puestos de trabajo a través de cooperativas municipales y a partir de su puesta en marcha cada beneficiario cobraría $1.385 por hacer pequeñas obras o limpiar plazas, cuidar edificios públicos o controlar el tránsito.

Comentá la nota