Con las nuevas máquinas, estiman duplicar la recaudación mensual

Con 3.000 tragamonedas en funcionamiento, la Provincia recibe por mes $4,5 millones. Sin embargo, con las 2.400 más contempladas en el proyecto oficial persiguen engrosar las arcas provinciales
Un cálculo hecho por altas fuentes legislativas del oficialismo estima que la Provincia duplicará lo que recauda actualmente, con la incorporación de las 2.400 nuevas tragamonedas, que, casi con seguridad, serán aprobadas en la sesión legislativa del próximo martes. Hoy, a la Provincia le quedan, por mes, entre $ 4,2 y $ 4,5 millones, según la fluctuación del juego. Con la incorporación de un 80% más de máquinas a las actuales 3.000 en funcionamiento y la modificación del gravamen de agosto pasado, que hace que ahora se tribute de un 3 a un 5% sobre el premio pagado, la Provincia estima, como mínimo, duplicar lo que recauda hoy.

Actualmente, las 3.000 tragamonedas instaladas en el territorio provincial son explotadas por CET (Compañía de Entretenimientos y Turismo), perteneciente al Grupo Roggio. CET opera en Córdoba desde diciembre de 2002 y posee el monopolio de la explotación del juego por 20 años, con la posibilidad de extenderlo a 25. En la actualidad, del 27% del canon que CET le paga a la Lotería de Córdoba, un 3% va a parar a los municipios. En tanto que otro 1% reciben de la CET, de manera directa. Pero, en el proyecto para ampliar las slots, no se descarta una suba del canon que abona la Lotería de Córdoba a los municipios o del que les paga CET.

Como pretexto para esta ampliación de la cantidad de tragamonedas que actualmente explota la CET en todo el territorio provincial, el gobierno esgrimió el argumento de que fue solicitada por 14 intendentes de otras tantas ciudades, a saber: Deán Funes, Río Ceballos, La Falda, Cosquín, Carlos Paz, Mina Clavero, Alta Gracia, Embalse, Miramar, Morteros, General Roca, Cruz Alta, Laboulaye y Corral de Bustos. Entre los pocos intendentes que salieron a refrendar tal petición, estuvieron el de Carlos Paz, Carlos Felpeto, el de Alta Gracia, Mario Bonfigli, y más tímidamente, el de Morteros, Germán Pratto.

En cuanto a la posibilidad de que nuevas localidades se sumen a las que ya explotan las tragamonedas, la legislación vigente lo permite, ya que consigna que el concesionario puede instalar nuevas slots “en salas ya existentes o en nuevas salas habilitadas”. La misma legislación fija un mínimo de 30 tragamonedas por establecimiento. Así, más municipios con alto poder adquisitivo de sus ciudadanos y situados cerca de las vecinas provincias de La Pampa y Santa Fe, que no tienen slots, podrían recibir nuevas salas. Se trataría de localidades como Justiniano Posse, Jesús María, Colonia Caroya, Bell Ville, Las Varillas o Huinca Renancó.

Por otro lado, junto con la ampliación en un 80% de la cantidad de tragamonedas que funcionan en la provincia, en la sesión del martes se trataría un proyecto de ley para la prevención de las adicciones al juego. Pero ni siquiera ese atenuante está asegurado. Según el oficialismo legislativo, la Lotería de Córdoba tiene vigente un trabajo que lleva adelante en materia de prevención del juego. Hoy se estudiaría ese programa para decidir si el martes se trata el proyecto de ley para prevenir la ludopatía.

Comentá la nota