Las nuevas formas del turismo activo

En esta particular actividad se incorporaron elementos de montañismo, canotaje, ciclismo, escalismo y travesías de todo tipo.

Esta modalidad de viaje, también reconocida con otros nombres como turismo activo, o directamente en inglés como Adventure Travel or Soft Adventure Travel, es decir viajes de aventura "blandos"; es una modalidad de viaje activo que incluye elementos tomados de actividades más extremas y/o exigentes como el montañismo, canotaje, travesías a pie, escaladas, cabalgatas, ciclismo; pero adaptadas a las posibilidades de todos. Estas pueden combinarse con actividades en 4x4.

Un elemento primordial de esta modalidad de viajes es la seguridad de los participantes, como lo es también el adecuar el nivel de cada actividad para que individuos puedan realizarla aún sin tener experiencia previa.

El Turismo de Aventura que aquí nos compete es aquel destinado a un público ávido de sensaciones nuevas, tanto físicas como culturales.

En general el público que hoy busca recrearse con componentes activos, más no de riesgo, es tanto aquel que se dedicó a actividades radicales durante sus años jóvenes o bien el relativamente joven que aún sin experiencia quiere estar en contacto con el mundo natural. Es un público conformado por profesionales exigentes, activos y de un nivel cultural alto, que más allá de recorrer lugares nuevos, realizar actividades durante sus viajes también buscan diversidad cultural.

Esta clientela es gente que quiere caminar por lugares increíbles durante unas 4 horas, o pedalear en bicicletas durante medio día para llegar a almorzar disfrutando a la vez de una degustación de vinos para luego relajarse en un spa. O bien transponer montañas a caballo para terminar su día junto a un fuego y un asado reparador en una estancia colonial. Esta es gente que busca alojarse en lugares tanto cómodos como únicos, que no sólo brinden toda la comodidad necesaria sino que también transmitan la esencia del lugar donde se encuentran insertos, y demuestran respeto y valoración por la gente local.

El nuevo consumidor de viajes es un viajero que analiza lo que compra. Va a buscar no sólo una excelente experiencia de vacaciones, sino contacto con culturas únicas y auténticas, va a buscar viajar de manera responsable con agencias que le aseguren que sus operadores en destino son responsables y manejan operaciones sustentables - ambiental y humanamente hablando -, de óptima calidad y seguridad. Cuidar nuestra provincia para los visitantes es una forma de asegurar la sustentabilidad futura de esta industria sin chimeneas.Pero más allá de esto, estamos cuidando nuestra tierra, a nuestro hogar.

Tanto el Gobierno de Salta como actores privados del segmento de aventura ya han realizado acciones tendientes a mejorar al destino y la actividad. Entre estas podemos nombrar la realización de un curso de rescate y auxilios en áreas agrestes cumplimentado por prestadores y bomberos. También que Salta ha sido nominada como posible sede 2010 para la realización de la Cumbre Mundial de Turismo de Aventura. Por último, durante el mes de marzo pasado se realizo una producción fotográfica brasilera usando escenarios salteños para promocionar una de las ferias de turismo de aventura más grandes del mundo, a realizarse en San Pablo, Brasil en septiembre 2009.

Comentá la nota