Las nuevas estructuras

Las cinco leyes enviadas por el Poder Ejecutivo a la Legislatura el 2 de febrero pasado incluyen la creación de las estructuras necesarias para poner en marcha el nuevo procso penal. Ellas son:
*Ley de transición. Establece los mecanismos para transferir los recursos del sistema escrito, inquisitivo, que se extingue, hacia el acusatorio y adversarial, que se pondrá en marcha.

*Ley de Ministerio Público de la Acusación. Los fiscales pasarán a ser el eje de la investigación de los delitos, ya que tendrán a su cargo la persecución penal, y además se prevén instancias de participación ciudadana. Por otro lado, se crearán las figuras del Jefe de los Fiscales de la provincia, así como los cinco fiscales regionales. Ellos serán los encargados de definir la política en el área, y serán elegidos con el mismo mecanismo que los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la provincia. Se determinará un número de fiscalías de acuerdo a la densidad demográfica, y luego se crearán adjuntos de acuerdo con el crecimiento del número de causas.

*Ley de Defensoría. Procura un sistema de defensa oficial fuerte, con un despliegue territorial adecuado y un sistema de controles con auditorías. También está previsto nombrar un jefe de Defensores, así como 5 defensores regionales, que deberán atravesar el mismo proceso de selección que los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia.

*Ley de Tribunales. El nuevo fuero Penal se organiza por Colegios. Los magistrados no tendrán un juzgado a su cargo, sino que se les asignarán audiencias. La actividad de los jueces estará diferenciada de la gestión administrativa. Los magistrados tendrán obligación de rendir cuentas a la sociedad, una vez al año elevarán un informe sobre lo realizado cuantitativa y cualitativamente en el período. "Nosotros estamos introduciendo condimentos del sistema democrático en el Poder Judicial", consideró el ministro de Justicia, Héctor Superti.

*Ley de Protección a Testigos y Víctimas. Establece un programa que incluye lo físico y lo emocional. La seguridad física estará a cargo de una unidad especial de la Policía, que dependerá directamente del Ministerio de Seguridad.

Comentá la nota