Nuevas empresas para repartir diarios

El sindicato de camioneros, que lidera Hugo Moyano, y la Sociedad de Distribuidores de Diarios y Revistas (SDDRA) llegaron anoche a un principio de acuerdo para la creación de nuevas empresas encargadas del reparto de los matutinos. Esas compañías, dijeron fuentes de la negociación, absorberán a los trabajadores que quieran irse de las cooperativas que en la actualidad se ocupan de la distribución. El debate seguirá hoy en el Ministerio de Trabajo, basado en el rol que tendrá el nuevo jugador que se incorporará a la actividad.
El gremio y la SDDRA mantuvieron ayer –en buenos términos– la segunda reunión en la cartera laboral desde que estalló el conflicto por la presión de Moyano para representar al personal de las cooperativas emplazadas en el barrio de Barracas. La irrupción de nuevas empresas representará un cambio drástico en el sistema de cooperativas, vigente desde 1971, que seguramente será resistido por los editores de diarios y revistas, favorables a que se mantenga el esquema a cargo de la SDDRA.

Más allá del principio de acuerdo, el resto de la negociación promete ser áspero: las cooperativas intentarán mantenerse como protagonistas del vínculo con los editores y dejarles a las nuevas empresas sólo la tarea de transportar los diarios hasta sus puntos de venta, mientras que el sindicato buscará adueñarse de toda la cadena de reparto.

En términos numéricos, se trata de una disputa por la representación de menos de mil trabajadores (entre choferes de camiones de reparto y auxiliares) pero de fondo replica el enfrentamiento entre el Gobierno –con Moyano como aliado– y el Grupo Clarín.

La pulseada se remonta a principios de año, cuando luego de varios bloqueos Moyano logró la firma de un acuerdo con los distribuidores para el traspaso progresivo del personal al sindicato. Ese convenio, que tuvo el apoyo de una resolución del Ministerio de Trabajo, nunca llegó a cumplirse, lo que desembocó en las últimas semanas en un nuevo asedio del jefe de la CGT y de su hijo, Pablo Moyano, sobre las plantas de distribución de Barracas

Comentá la nota