Nuevas complicaciones en el puerto

Nuevas complicaciones en el puerto
Un buque de 160 metros quiso ingresar el lunes a la estación marítima local pero no lo logró. Se responsabiliza al clima adverso mientras permanece en el acceso. Según la última barimetría, Pezzati dijo "tenemos buenas noticias".
Desde el lunes por la mañana un buque de la naviera Hamburg permanece "en rada", es decir que se encuentra a pocas millas náuticas de la entrada al puerto local. La primera lectura indica que la imposibilidad de entrar a la estación marítima se debió a complicaciones climáticas, pero se suma otro factor: a pesar de que la tarea de dragado, a manos de la Mendoza, lleva cuatro meses, aún no se logró quitar la arena suficiente para que ingresen buques de 160 metros.

La noticia la dio a conocer el portal revistapuerto.com.ar, y ayer fue ratificada por fuentes de la Prefectura Naval Argentina a El Atlántico. Sobre el mediodía, la embarcación permanecía en el mar.

Se trata del buque Alianza Neuquén, de la naviera Hamburg, que no consiguió el visto bueno de los prácticos para ingresar por el canal secundario del puerto, por temor a que quedar encallado.

La intensidad del viento y el fuerte oleaje habrían hecho imposible la maniobra. "La situación no deja de mostrar la precariedad de las vías de acceso para las grandes embarcaciones que ofrece el puerto de Mar del Plata a pesar que hace casi cuatro meses que se esta ‘trabajando’ en el dragado del canal de acceso", relató el periodista especializado Roberto Garrone.

Ayer, en reunión de la dirección del Consorcio Portuario, José Pérez de la Sierra –asesor en esta materia y funcionario e la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables- presentó el informe de la última batimetría realizada el lunes. Los resultados, expresó el titular del Consorcio, Eduardo Pezzati, fueron alentadores: "Tenemos buenas noticias", mencionó.

Sin embargo, a algunas millas de allí, permanecía varado el buque portacontenedor que tiene en alerta a funcionarios del Consorcio, los prácticos, la empresa de remolcadores, los estibadores y la misma gente de la naviera en estas playas.

De acuerdo a lo informado por el portal de noticias portuarias, cuando quiso entrar el buque no había suficiente marea para completar la maniobra, por lo que debió aguardar y seguía esperando sobre el mediodía de ayer. Necesita un calado de 7,40 metros para ingresar, mientras que para salir debe contar con una profundidad de 7,70 metros.

"Para entrar deben estar todas las condiciones meteorológicas dadas", aseguran en Prefectura. El lunes, nublado y ventoso, fue imposible que entrara. El veedor que envió Prefectura terminó por descartar cualquier posibilidad de maniobrar en el canal de entrada.

Por lo pronto, ayer la Mendoza estuvo realizando tareas de dragado en la Base Naval, ante la imposibilidad de trabajar en el acceso secundario del puerto marplatense.

Comentá la nota