Nuevas casas: Hablan de una cuota piso de 400 ó 500 pesos

Son las 5.000 financiadas por ANSES, que la Nación asignó para San Juan el miércoles último.
El gobierno local todavía está estudiando cómo implementar la bajada de las nuevas 5.000 casas para clase media de San Juan financiadas con plata de la ANSES (por la reestatización de las jubilaciones), cuyo convenio la Nación y la provincia firmaron el miércoles último. Pero ya hay varias líneas generales para las unidades, que oficialmente prevén licitar "en el menor tiempo posible" mientras que la Nación puso un plazo de 10 meses para iniciar las construcciones. Una de las líneas generales, según fuentes gubernamentales, es que la cuota mínima para una vivienda de 44 m2 tendrá como piso entre $400 y $500, para hacer más accesible la adquisición del crédito.

Aunque irá dirigido al mismo segmento, este plan no es el mismo que se espera hace más de 3 años para clase media, que preveía cuotas de unos 1.000 pesos para casas de más de 70 m2.

Para las casas anunciadas el miércoles, será de especial importancia el relevamiento en los distintos departamentos de los perfiles de los interesados, ya que unos de los elementos a analizar es la capacidad de pago de los sujetos de crédito. La idea es evitar demoras en el cumplimiento de las cuotas porque eso permite que se cumpla con el circuito estipulado en el programa.

Asimismo, el valor diferencial de los terrenos según la jurisdicción a la que pertenecen, es un componente que suma al precio final de la unidad habitacional, como así también los detalles de terminación de la vivienda que se acuerden.

Operativamente, los proyectos que se estudien y aprueben para el Plan Federal lo maneja Infraestructura de San Juan, la coordinación de las casas a construir la llevará el Instituto Provincial de la Vivienda, y se creará un fideicomiso para tal fin, en el que intervendrá el Banco Nación, al que los compradores le abonarán mensualmente sus cuotas.

"Por supuesto que los interesados deberán cumplir con los requisitos que estipula el IPV, de no tener casa, de utilizar la vivienda para habitarla, no para venderla, aquí todo apunta a satisfacer una necesidad", destacó José Luis Gioja.

Por su parte, el secretario de Obras Públicas de la Nación, José López adelantó en exclusiva a DIARIO DE CUYO que hay posibilidades de sumar más casas: "hay instrumentado un sistema para que el plan se pueda replicar en el tiempo, por ello la provincia y los municipios tendrán que trabajar muchísimo, lo importante además de dar una solución habitacional, es ejecutar en el menor tiempo las obras y dinamizar la economía".

Más de 1.000 proyectos

Ya hay muchos gremios interesados que presentaron más de mil carpetas, muchas de ellas con propuestas de modificación de la superficie base de 44 m2 de las unidades modelo propuestas por el Ejecutivo nacional, según dijo el gobernador.

Es que precisamente el plan que financia la Anses y que a San Juan la beneficia con 420 millones de pesos ($84 mil por cada casa de 44 m2) tiene como característica saliente la posibilidad de ampliar el tamaño, lo que se adecua a las demandas que muchas asociaciones e instituciones intermedias tienen: diseñar un complejo habitacional para sus afiliados.

Desde Empleados de Comercio, Farmacéuticos, hasta Estaciones de Servicio comunicaron sus pretensiones respecto a la iniciativa, según dijeron fuentes oficiales. "El proyecto es muy flexible, siempre que existan aportes extras disponibles las viviendas podrán sumar más metros, por lo tanto ambientes y comodidades", explicó el ministro de Infraestructura local, José Strada.

También, los gremios que ya cuenten con un terreno disponible en el que puedan emplazarse las unidades y cuya compra sería posible concretarla vía el aporte de los adherentes, constituye una variante de la propuesta.

En relación a esto, hay antecedentes de organismos que intervinieron anteriormente en la construcción de viviendas asociados a la provincia, por lo que los niveles de operatoria pueden ser múltiples, y por ello, como adelantó Gioja en la semana, estiman agrupar las propuestas de a cien y así contar con máximo 50 proyectos.

La CGT local consiguió el año pasado el aval oficial para que les asignen 1.200 casas y una parte de las financiadas por ANSES se usará para cumplir, dijeron fuentes gubernamentales.

Otra posibilidad es la participación de cooperativas fuertemente organizadas para que los que se decidan a adquirir una vivienda -tanto de 44 m2 como ampliada-, cuenten con un respaldo institucional para su adhesión al crédito.

Comentá la nota