Nuevas amenazas de Corea del Norte: si la ONU no se disculpa, llevará a cabo un ensayo nuclear

Corea del Norte reclamó una disculpa del Consejo de Seguridad de la ONU por la condena al reciente lanzamiento de un cohete y amenazó con llevar a cabo una prueba nuclear si no la recibe.
Casi tres años después del primer ensayo nuclear norcoreano que desató una grave crisis internacional, el 9 de octubre de 2006, Pyongyang podría realizar una segunda prueba atómica en los próximos meses, que, según el diario nipón "Sankkei", podría ser en julio.

El régimen comunista avisó además de que su intención es también probar un misil balístico de alcance intercontinental como una de las medidas adoptadas en defensa propia para "proteger los intereses de nuestra república", dijo un portavoz del Ministerio norcoreano de Exteriores, citado por la agencia oficial KCNA.

Pyongyang depositó toda la responsabilidad de sus actos sobre el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que condenó el lanzamiento de un cohete de largo alcance del pasado día 5 e impuso sanciones a tres empresas vinculadas a su aparato militar.

"Si el Consejo de Seguridad de la ONU no se disculpa de forma inmediata, adoptaremos como medidas en defensa propia la prueba nuclear y el ensayo de un misil balístico intercontinental", aseguró el portavoz ministerial norcoreano.

Un Comité del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acordó el viernes pasado imponer sanciones a tres firmas vinculadas al aparato militar de Corea del Norte por su presunta participación en el reciente lanzamiento de un cohete de largo alcance.

Tras conocer las sanciones, que incluyen la prohibición de importar y exportar algunos bienes del país comunista, Corea del Norte anunció el sábado que volvió a procesar barras de combustible nuclear en su principal planta atómica, la de Yongbyon, con la intención de extraer plutonio.

Fuentes oficiales surcoreanas creen que Corea del Norte podría fabricar una o dos bombas atómicas con el plutonio extraído de las 8.000 barras de combustible nuclear que almacena en esa central.

Con la reanudación de ese proceso, el país cumplía el anuncio hecho menos de dos semanas antes sobre su rearme nuclear y el boicot a las negociaciones a seis bandas, en las que participaba desde 2003 junto a Rusia, Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur.

En octubre de 2006 Corea del Norte llevó a cabo una prueba atómica que desató una grave crisis internacional, tres meses después del lanzamiento de siete misiles, entre ellos un Taepodong-2 de largo alcance.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el 14 de octubre de 2006 la resolución 1718 que impuso sanciones comerciales y armamentísticas a Corea del Norte, que ahora fue la base de las últimas decisiones de Naciones Unidas.

A pesar de la prueba nuclear y de los lanzamientos norcoreanos de entonces, unos meses después se reanudó en Pekín el diálogo a seis bandas, un proceso que persigue la desnuclearización del régimen comunista a cambio de incentivos económicos y políticos.

Hoy, el régimen comunista norcoreano anunció además que construirá un reactor de agua ligera para producir energía nuclear, exigido por Pyongyang en 2005 durante el diálogo a seis bandas, donde alegaba que sería empleado con fines pacíficos, mientras que EEUU se oponía.

Comentá la nota