Nuevamente fracasó el pedido de tratar sobre tablas el debate sobre la ley de Servicios de Comunicación

Nuevamente el ultra oficialismo objetó el tratamiento sobre tablas el proyecto que propuso Juanjo Laborda para debatir con comunicadores locales, en el ámbito de la Legislatura, distintos puntos del proyecto que ayer obtuvo media sanción en Diputados de la Nación sobre Servicios de Comunicación Audiovisual.
Si bien el debate local puede tener poca efectividad o no incidir sobre lo que finalmente se apruebe luego en Senadores de la Nación, si puede brindar argumentos para que los representantes de San Luis lleven una postura que se condiga con lo que piensan los interesados en el tema en nuestra provincia.

Pero el oficialismo rehuye al debate, puesto que seguramente habrá fuertes críticas al manejo del principal medio que tiene la provincia, el canal San Luis SAT y también al manejo discresional que se hacen de los fondos destinados a la publicidad.

Entonces, con argumentos vacíos de contenido y ayer volvió a "cajonearse" la invitación, con el argumento que tienen que estudiar a quienes se va a invitar, qué temas se van a tratar, cómo se ordenará el debate, etc, etc.

Andrés Vallone, luego de la sesión dialogó con la prensa y dijo que "creemos que hay que dar el debate, creemos que hay que escuchar todas las opiniones, pero que no se debe hacer a las apuradas".

Así, con este aplazamiento volveremos a ver ponencias vergonzantes como la de anoche de Luis Lusquiños en el recinto, que habló desde un lugar que no conoce, más preocupado por defender a su jefe político que por las posiciones que puedan tener los comunicadores puntanos y el público interesado sobre el tema.

Al freezer

Ayer, el proyecto, que solo invitaba a todos los sectores intersados a debatir el tema, se envió a comisión o lo que es lo mismo, al freezer.

No obstante, los comunicadores volverán a renurise por su propia cuenta el sábado que viene en la sede del Teatro Estudio Arte -TEA- a partir de las 15, para hacer una lectura exhaustiva de lo aprobado y proponer modificaciones si las hubiere, para cuando sea tratado en la Camara Alta de la Nación.

Comentá la nota