En Nueva York, un avión oficial hizo revivir el 11-S

Los neoyorquinos revivieron el temor a un nuevo 11-S al ver que tres aviones sobrevolaban Nueva York a baja altura, en lo que finalmente terminó siendo una sesión de fotografías para el Pentágono.
La Casa Blanca se disculpó públicamente por el sobrevuelo de un Boeing 747 -muy parecido al presidencial- escoltado por dos aviones de combate F-16, sobre el río Hudson, por momentos a alturas inferiores a las de algunos edificios en Manhattan.

"Todo el mundo entró en pánico", dijo Daisy Cooper, empleada de Merrill Lynch, en declaraciones a la NBC. "Todos estaban gritando. Bajamos corriendo por las escaleras.

Estoy devastada. Todos estaban corriendo. No sabíamos por qué corríamos, sólo sabíamos que era un avión y dijimos 'el 11-S de nuevo'".

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, expresó su enojo por no haber sido informado sobre el hecho, a pesar de que la Fuerza Aérea y la Administración Federal de Aviación indicaron que la Policía local sí había sido puesta al tanto de los planes.

El director de la Oficina Militar en la Casa Blanca reconoció haber aprobado el vuelo del Boeing -llamado Air Force One cuando el presidente está a bordo- y pidió disculpas. "Es claro que la misión generó confusión (...) Me disculpo y asumo responsabilidad por cualquier aflicción generada", dijo el director militar de la Casa Blanca, Louis Caldera.

El 11 de septiembre de 2001, dos aviones piloteados por atacantes suicidas impactaron en las Torres Gemelas de Nueva York y el World Trade Center, dejando miles de muertes a su paso.

Comentá la nota