La nueva versión canalla fue un vendaval en Sarandí

Rosario Central vapuleó a Arsenal por 5 a 0, prolongó el envión positivo que generó la llegada de Merlo y superó los promedios de Racing y de Gimnasia LP
La llegada de Reinaldo Merlo parece haber generado un vendaval de esperanza en un Rosario Central necesitado de puntos para escapar del descenso. Con la goleada de anoche por 5-0 sobre Arsenal, el conjunto rosarino supera a Racing y a Gimnasia LP, con un partido más, y se ubica fuera de la zona de riesgo.

La reanimación de Central encontró en su visita a Sarandí otra vital bocanada de oxígeno. Y si bien la victoria sobre Arsenal resultó extraña en su desarrollo porque los locales acumularon merecimientos como para aspirar al empate en el primer tiempo, el conjunto dirigido por Mostaza volvió a afirmarse sobre una actitud combativa, comprometida con una imagen renovada y más contundente.

Aquella primera etapa entretenida y repleta de emociones se encaprichó con los méritos y le dio la espalda a Arsenal (recibió ocho goles en los últimos dos cotejos). Porque fueron los locales los que asumieron el protagonismo de la etapa y dispusieron de más y mejores situaciones de gol (siete contra tres)... pero Central se retiró al entretiempo en ventaja. El oportunismo y la justeza de Milton Caraglio resultaron decisivos. El delantero abrió el marcador con zurdazo en la zona cercana al vértice del área.

Aturdido, Arsenal se veía, como ante River la semana pasada, ante otra contingencia extraña a sus planes. Puso cara de enojado y le echó el cuerpo encima a un Central con grietas en el fondo, pero su confusión defensiva lo exponía a más golpes y obligaba a Campestrini a salidas apresuradas. Después de un mal despeje de Uglessich, Caraglio tomó una pelota alta con una chilena espectacular y aumentó el marcador con un golazo.

En medio de la reacción de Arsenal, Central volvió a dar un golpe en el momento clave del partido. El gol de Jesús Méndez sepultó los intentos locales por alcanzar la igualdad. Cada vez que los visitantes cruzaron la mitad de la cancha, fueron implacables. El partido tenía reservado un capítulo más para Caraglio, que hizo toda la jugada por la izquierda y después le cedió el gol a Moreno y Fabianesi. Y otro más para Vizcarra, que selló el 5-0 en soledad ante Campestrini.

Central expuso despliegue, tesón y efectividad para reafirmar su recuperación.

* La Academia y Mostaza se dieron el gusto

Hasta anoche, Rosario Central no había podido irse vencedor de Sarandí (anteriormente, hubo cinco victorias locales y un empate). El DT Merlo tampoco había podido superar a los del Viaducto; festejó después de tres empates y dos derrotas.

Comentá la nota