Nueva toma en Cipolletti, ahora en un predio de Ferrosur

Cipolletti amaneció ayer con una nueva toma. Unas "diez familias" se asentaron a la vera de las vías del ferrocarril, en un predio que pertenece a la firma Ferrosur. La policía consiguió que uno de los grupos desistiera y se fuera "voluntariamente" del lugar. Sólo una casilla se logró armar porque que se instaló una custodia -con apoyo del Bora- para evitar que avance la ocupación.
No muy lejos de allí, en 2007 varias familias se ubicaron en terrenos de la misma empresa, en un sector paralelo a la calle Buenos Aires, entre Santa Cruz y Saavedra. En febrero de 2008, luego de más de cinco meses del inicio de esa ocupación, el municipio instó a Ferrosur a realizar "las acciones civiles para el desalojo de las tierras ocupadas ilegítimamente sobre la franja de seguridad de las vías del ferrocarril en el barrio del Trabajo".

El gobierno consideraba que la denuncia penal realizada era "insuficiente" para obtener "el desahucio del inmueble ocupado". Sin embargo aún hoy la gente sigue allí y hasta la mayoría construyó sus viviendas de material, a pesar del riesgo que significa vivir "pegado" a las vías.

La nueva ocupación está en la misma franja, pero más cerca del acceso Mariano Moreno (detrás de los galpones de la ex Corpofrut). El asentamiento comenzó en el viernes por la tarde aunque recién ayer a la mañana hubo actuación concreta de la policía.

"Somos diez familias", aseguraba un hombre que estaba en la única casilla que se logró armar en el predio. Cerca del mediodía, ante la presencia policial, una joven pareja con un bebé se fue del lugar "en forma voluntaria".

Luego los efectivos acarrearon y sacaron los troncos que había en el predio (utilizados para delimitar los supuestos lotes) a fin de evitar que fueran utilizados por más personas.

Una guardia policial se instaló en el sector "para que no avance la ocupación". Un grupo de uniformados se colocó en el ingreso principal a los terrenos, más cerca del acceso Mariano Moreno y las vías, mientras que otro se asentó próximo a los ocupantes.

Esta toma es la cuarta que se registra en pocos días en Cipolletti. Dos de ellas fueron masivas y la gente sigue instalándose allí. Sólo en una (la segunda, que ocurrió también en un fin de semana) hubo un desalojo "porque se trató de una sola familia". En los otros dos casos hay denuncias penales de los propietarios.

Comentá la nota