La nueva terminal ¿otro proyecto trunco?.

La nueva terminal de ómnibus de Santa Rosa fue una idea largamente anunciada por la gestión de Néstor Alcala. Pero hasta ahora el Servicio Penitenciario Federal nunca oficializó la cesión de terrenos. ¿Se hará?
En septiembre de 2007, el gobierno provincial (entonces el gobernador era Carlos Verna) y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación suscribió un acuerdo por el cual el estado pampeano se hacía cargo de la ampliación de la Unidad 4. Por ese mismo acuerdo, la cartera nacional se comprometía a considerar la desafectación de terrenos de la Colonia Penal para relocalizar la estación Terminal de Omnibus. Pero la realidad marca que, casi un año y medio después, aún no hay novedades sobre esa entrega.

La idea de trasladar la Terminal desde su actual emplazamiento hacia la periferia de la ciudad es un proyecto de larga data. Durante la gestión de Néstor Alcala en el municipio local, se lo anunció repetidamente como una obra que se complementaría con la remodelación de la Avenida Circunvalación y que estaría ubicada justamente en terrenos que actualmente pertenecen al SPF, frente al barrio Santa María de las Pampas. El entonces jefe comunal lo consideraba de vital importancia porque formaba parte del diseño urbanístico que se le quería dar a la ciudad extendiéndola hacia el este.

Tironeos.

Alcala se fue, pasó Tierno y la intervención, y ahora está Francisco Torroba en el sillón comunal. La Circunvalación esta casi lista, pero de la nueva Terminal ni noticias. ¿Qué pasó? La realidad es que el SPF se ha tomado su tiempo para decidir la entrega de los terrenos. En el medio, la interna justicialista -que dejó a Alcala del lado opuesto a Verna- le jugó en contra en aquellos días para llevar adelante varios proyectos, entre los que también se cuenta el del nuevo autódromo que sufrió numerosos retrasos y aún está en veremos. Y el de la Terminal fue otro de ellos, porque más allá que el vernismo envió a la Legislatura provincial el proyecto del acuerdo con Nación, poco pasó después en cuanto a la cesión de terrenos para el municipio. Esa interna el ex intendente también la jugó a su manera. Muchas veces se largó sólo a anunciar obras públicas para la ciudad, que se hacían mediante acuerdos conjuntos con Nación o la provincia, primereando a los funcionarios del vernismo que nunca le perdonaron esas "osadías". ¿Habrá sido la terminal otro anuncio "primereado" de Alcala? ¿En su afán por sacar ventaja ante los funcionarios provinciales se apuró en anunciar una obra que no era de rápida conclusión? No se sabe. Aún así, para Alcala siempre fue uno de los "caballitos de batalla" de su gestión.

La obra.

El "combo" que significaba el acuerdo con la Justicia, preveía que la provincia se haría cargo de la obra de más de 10 millones de pesos para ampliar la cárcel, construyendo un pabellón para albergar a 190 internos de los cuales la mitad correspondería a procesados y condenados por la Justicia pampeana. A eso se le sumaba la cesión de entre 8 y 12 hectáreas de los terrenos de la Colonia Penal para la terminal, que serían luego cedidos por la provincia al municipio para que encare las obras.

Hoy por hoy, en la zona sí avanzan los proyectos para instalar grandes locales comerciales (Wal-Mart y Easy) pero poco se sabe del que funcionaría como un servicio para los vecinos y visitantes de Santa Rosa. El actual emplazamiento de la terminal de ómnibus, pegada al Centro Cívico, con el tiempo ha comenzado a estar lejos de lo adecuado, principalmente por el ir y venir de los colectivos en una zona urbana de avenida y calles laterales angostas y de mano única con tránsito abundante.

Mientras tanto, se espera que el SPF decida si finalmente cede los terrenos o si el proyecto de la nueva terminal se transforma (como le gusta decir a las actuales autoridades municipales) en otra "herencia" de las administraciones justicialistas.

Comentá la nota