La nueva terminal de micros estará en condiciones de operar desde hoy

La nueva terminal de micros estará en condiciones de operar desde hoy
La nueva terminal de micros sería habilitada hoy para permitir el ingreso y egreso de colectivos. No obstante, las empresas seguirán operando desde la estación de la calle Alberti e irán trasladando sus servicios de manera progresiva.
A partir de hoy la nueva estación de ómnibus de larga distancia de Mar del Plata quedaría en condiciones de comenzar a operar, tal como fue anunciado esta semana por el gobierno municipal. Según le explicó ayer a LA CAPITAL el administrador de la flamante terminal, Juan Ignacio Alvarez, las instalaciones estarán disponibles para permitir el ingreso y egreso de colectivos desde las 10 de la mañana. No obstante, se espera que hoy haya una suerte de inauguración "simbólica", debido a que el grueso de los servicios seguirá operando desde la vieja estación ubicada en Alberti y Sarmiento, ya que se dispuso que la mudanza se hará de manera progresiva durante las próximas semanas.

Si bien no fue definido con exactitud, se espera que en el transcurso de la jornada algún colectivo que llegue a la ciudad haga descender a sus pasajeros en las nuevas instalaciones de Luro y San Juan. Por lo demás, las boleterías y los micros comenzarán a trasladar sus servicios en los días sucesivos.

Lo cierto es que ayer se trabajaba de manera intensa dentro del nuevo edificio, donde se estaban ultimando los detalles para permitir su apertura y recibir al primer ómnibus.

Concretamente, a partir de las 18 dieron comienzo las tareas del personal de limpieza en aquellos sectores que quedarían habilitados al público. "La Municipalidad ha resuelto que la nueva estación empiece a funcionar desde este jueves, por lo que se está trabajando para que esto pueda ser posible desde las 10 de la mañana. Por lo tanto, a partir de esa hora, la terminal estará en condiciones de empezar a recibir a los micros y los pasajeros", explicó Alvarez.

El edificio será habilitado de manera parcial en, aproximadamente, un 70% de su superficie.

Mientras tanto se seguirán llevando adelante una serie de obras complementarias, tales como la conclusión de un sector de andenes, la instalación de escáneres para el equipaje y pasajeros, la construcción del hall del ferrocarril -al que podrán acceder cuatro formaciones de manera simultánea- y las vías de ingreso y egreso de taxis.

Todo esto estaría concluido de manera definitiva en el transcurso del próximo verano. Pero, según aseguró Alvarez, la terminal ya está en plenas condiciones de operar con normalidad como punto de arribo y partida de colectivos de larga distancia.

Mientras tanto ayer la vieja estación de Alberti y Sarmiento seguía funcionando de manera habitual y, hasta bien entrada la tarde, no se había recibido ninguna comunicación que les indicara a las empresas de transporte que debían trasladar sus servicios hacia el nuevo edificio.

Por esa razón, en las boleterías de diferentes compañías que fueron consultadas por la LA CAPITAL se les informaba a quienes adquirían pasajes que hoy deberían concurrir a la estación de la calle Alberti para poder viajar.

Lo cierto es que la falta de una información oficial y precisa al respecto causó desconcierto durante las últimas horas.

De hecho, en las ventanillas de algunas boleterías podían observarse carteles que indicaban que, a partir del miércoles 9 de diciembre (ayer), algunas empresas comenzarían a atender en el edificio de la nueva terminal, cosa que no sucedió y que -en ciertos casos- recién podría ocurrir en los próximos días.

Incluso ayer a la mañana ocurrió un episodio curioso protagonizado por un grupo de pasajeros de una compañía de transporte que habían recibido la información de que el servicio partiría desde la nueva terminal. Al llegar hasta el lugar, la gente no pudo ingresar al nuevo edificio porque aún no estaba habilitado, por lo que las personas debieron despachar sus valijas y ascender al micro desde una de las veredas de la calle San Juan.

Comentá la nota