En la nueva terminal confluyen tres jurisdicciones y su concesión privada

En la nueva terminal confluyen tres jurisdicciones y su concesión privada
Confluyen las tres jurisdicciones: nacional, provincial y municipal, además de que su explotación está en manos privadas. A la comuna le corresponde el control comercial y bromatológico.
En la nueva terminal confluyen las tres jurisdicciones: nacional, provincial y municipal, con competencias bien definidas. Pero además, ahora se da una nueva figura: la concesión, porque su explotación está en manos privadas y antes había un administrador dependiente de la Secretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires.

Por su parte, la Municipalidad de General Pueyrredon tiene responsabilidad en dos áreas: la comercial y bromatología. Es decir, está a su cargo el control de los locales que comercializan productos y servicios dentro de la terminal, a fin de controlarse su habilitación y cumplimiento de las distintas normativas, entre ellas que respete el rubro para el que fue habilitado.

Y en lo que tiene que ver con bromatología, se ocupa de verificar la calidad y no obsolescencia de los productos que se expenden tanto en los locales gastronómicos como en los quioscos y polirrubros, como por ejemplo, que se respete la denominada "cadena de frío" en los productos perecederos.

El procurador municipal, Martín Colombo, refirió estos datos ante una consulta, señalando que "la comuna se ve impedida constitucionalmente de ocuparse o interferir en alguna cuestión relacionada con el transporte en la Terminal".

Intra e interprovincial

También el responsable del área legal del municipio explicó genéricamente que "para establecer una clara diferencia entre las jurisdicciones nacional y provincial se puede señalar que cuando se trata de temas interprovinciales le corresponde a la Nación, pero cuando son intraprovinciales, a la Provincia".

En un diálogo con la delegada regional de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, Amelia Mastrogiácomo, se pudo saber que conjuntamente con la agencia de Seguridad Vial del Ministerio del Interior de la Nación se controla el ingreso y salida de vehículos que transitan por la Autovía 2. Para ello se realiza un muestreo, seleccionándose micros de distintas empresas, a los que se le coloca un GPS, con el objetivo de controlar el cumplimiento de las distintas normas".

Asimismo, la letrada expuso que "la Secretaría de Trabajo de la Provincia es la encargada de verificar las condiciones en que el personal de las empresas de ómnibus realizan su tarea. Es decir si se cumple con lo que establece la Ley de Contrato de Trabajo, en el sentido de que entre turno y turno tiene que mediar un descanso de doce horas".

Después, Colombo agregó que "la Provincia también tiene a su cargo el cobro de la denominada Tasa de Toque de Dársena. Es decir la que pagan las empresas, a modo de peaje para ingresar a la terminal".

El procurador municipal destacó que "existen leyes que marcan la competencia de cada jurisdicción y, además, jurisprudencia surgida de controversias jurisdiccionales".

Y en relación a esto último refirió que "existe un fallo a raíz de una presentación realizada por una entidad -Celam- contra la Municipalidad, en la que la Justicia declaró la potestad municipal para ejercer el poder de policía en el ramo comercial, dentro de la terminal".

Comentá la nota