Nueva rotura en el caño maestro dejó sin agua a los obereños

Una nueva rotura en el caño maestro del acueducto que provee de agua a la población obereña a través de la Cooperativa Electrica Limitada de Oberá (CELO), ocasionó un corte que perjudicó a casi la totalidad de los pobladores, salvo aquellos que cuentan con tanques para proveerse del vital líquido.
De acuerdo con el relato de Armando Avancini, gerente general de la CELO, la rotura se detectó en "el cerro del Guaraypo, en el tramo del acueducto que trae agua de Campo Ramón a Oberá. Sucede que con los cortes de luz se produce un golpe de ariete la semana pasada y esto significa que el agua que sube a una presión de 500 mil litros-hora, baje a gran velocidad y aunque existen antiarietes en las bombas para no perjudicar las mismas, ese movimiento puede generar fisuras en el caño", dijo al tiempo que agregó que "más allá de que habíamos ya disminuido la presión de agua, una vez que se reparó la rotura la semana anterior, estas fisuras son pequeñas y se detectan con los días". Pese a las explicaciones brindadas por el cooperativista, quien descartó por completo el hecho de que las cañerías hayan "cumplido su ciclo de vida útil", lo cierto es que casi la totalidad de los barrios han sufrido la falta del vital líquido, haciendo casi insoportable la situación, máxime teniendo en cuenta las jornadas de intenso calor que en esta época se vive en la Provincia, donde para el caso de Oberá días pasados se ha llegado a tener una sensación térmica de 44 grados. La recurrencia en que se presentan estos problemas, genera el total descontento entre los vecinos.

Comentá la nota