Nueva ronda del Gobierno con vecinos por el Gas

Unos 3.000 vecinos están en estado de alerta porque aspiran a que se respeten los contratos firmados.

Luego de la modificación del Plan Provincial de Gas anunciada hace un mes por el Gobierno, los funcionarios harán un nuevo intento por convencer a los vecinos de San Benito, quienes desde hace varios días están "en estado de alerta". Las autoridades procurarán que desistan de solicitar que se respeten los 3.000 contratos firmados en 2007 para la conexión domiciliaria del gas.

En ese contexto se realizará mañana a las 10, en la plaza del barrio, junto al Salón de Usos Múltiples, un encuentro entre representantes de ambas partes.

Los habitantes de la zona sudeste reclaman que se mantengan los acuerdos pactados con el gobierno provincial, por lo que iniciaron la junta de firmas y se declararon "en estado de alerta".

Durante una de las numerosas reuniones que se realizaron en la zona, pobladores de los barrios San Benito, Siglo XXI, Norte Grande, San Francisco Solano y San Alfonso dijeron que con la modificación "se duplicaron los montos" que deben pagar para concretar la conexión de gas en sus casas.

Como se recordará, el mes pasado, el ejecutivo provincial firmó un convenio con la empresa Gasnor y el banco Macro mediante el cual se modificó el proyecto original, previsto para que accedan al servicio cerca de 6.000 salteños de la capital. El nuevo sistema proyecta duplicar los beneficiarios en la ciudad, para lo cual no financiará, a tasas simbólicas, las conexiones domiciliarias de gas. A partir de ahora, cada vecino deberá acordar la financiación de su obra con la empresa prestataria.

Pero en los barrios del sudeste, la realidad muestra que los intereses de la nueva financiación duplican el monto total de la obra domiciliaria. La vecina Laura de Tejerina, que vive en San Benito, mostró el contrato suscripto con la provincia donde se comprometía a pagar 2.036 pesos, en 24 cuotas de 92 pesos, para conectar el gas natural en la cocina y el calefón. "Con la modificación que hicieron, entre materiales y gasista debo abonar 4.300 pesos, sin contar que la inflación modifica los precios todos los días", afirmó con el presupuesto entre sus manos.

Por otra parte, los vecinos aseguraron que "con nuestros reclamos queremos sentar precedentes para que el Gobierno de la Provincia sea garante de obras accesibles a nuestros bolsillos". "Esperamos que haya un cambio de postura", sostuvieron.

Comentá la nota