Nueva reunión entre el SOEM y Guzmán

El intendente capitalino y el sindicato municipal mantendrán un segundo encuentro, tras haber finalizado la conciliación obligatoria. El titular del sindicato destacó la nueva etapa de diálogo.

Plazos. Justo Barros espera que esta semana se defina el largo conflicto municipal.

Para hoy a las 19 está previsto el segundo encuentro consecutivo entre el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SOEM) y el intendente capitalino Ricardo Guzmán, para intentar destrabar el conflicto laboral ante el reclamo de un incremento mayor del 11% en los haberes.

La etapa de diálogo se abrió luego de que, el jueves pasado, terminara el proceso de conciliación obligatoria y no se tramitó -por ninguna de las partes en conflicto- una extensión del plazo.

El diálogo entre las partes llegó un día después de haber terminado formalmente la conciliación, que mientras duró no consiguió mayores avances en el conflicto.

El titular del gremio, Justo Barros, informó que hasta ayer no habían recibido la notificación que expide la Dirección de Inspección Laboral sobre el cierre de la etapa de conciliación.

"Tenemos expectativas y para nosotros es bueno que se haya abierto diálogo. Si conseguimos algo que se acerque a lo que el trabajador está reclamando, daremos por concluido el conflicto", aseveró Barros a EL ANCASTI.

Sin embargo, habló de plazos para que las reuniones no se dilaten en el tiempo. "Creemos que en esta semana se deberá definir la situación. Y esperamos contar con la presencia de Guzmán. Si no, dejará facultades para la toma de decisiones al secretario de Gobierno", analizó.

Los municipales realizarán una asamblea luego de la reunión de hoy. "Informaremos a los trabajadores de la propuesta que surja y democráticamente con el voto de la mayoría se decidirá el camino a seguir", sostuvo el gremialista.

A su vez, reiteró la disconformidad de los municipales con el incremento salarial del 11%.

"Cuando la gente fue a cobrar quedó muy desilusionada con el aumento que otorgó el Ejecutivo Municipal. Esto generó mucha bronca porque un obrero que recién se inicia cobró de aumento $53 y un profesional $130. Mientras, el intendente Guzmán cobró de incremento $1.000 y sus funcionarios $800", reclamó Barros.

El gremialista no mencionó en esta oportunidad la demanda de un incremento del 22,5%, y se mostró más flexible sobre la posibilidad de encontrar una cifra intermedia para superar el conflicto. En este sentido, recordó que a los docentes del Sistema Educativo Municipal les otorgaron el 17 por ciento.

Comentá la nota