Nueva polémica con la Policía porteña por arma paralizante

El partido de "Pino" Solanas sostiene que el armamento que utilizarán los efectivos se emplea para torturas, porque descarga energía de alto voltaje
"Es como una picana eléctrica", clamó ayer el bloque Proyecto Sur de la Legislatura porteña respecto del nuevo armamento con el que prevé equipar Mauricio Macri a la Policía de la Ciudad.

En febrero, los flamantes agentes saldrían a la calle con la Taser X26, considerada como "una forma de tortura" por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, denunció el partido de Fernando "Pino" Solanas.

Mediante un comunicado, el bloque explicó que se trata de "armas de descarga eléctrica de alto voltaje". De hecho, además de la ONU, Amnistía Internacional hizo un llamado a los gobiernos de todo el mundo "a imponer serias restricciones al uso de Taser y armas paralizantes parecidas", comentaron desde Proyecto Sur.

Consultado por el diario La Nación,el ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad, Guillermo Montenegro, rechazó la acusación y señaló que "sólo se compraron cinco armas de esas características a modo de prueba". Además, aseguró que "está comprobado por especialistas que no causa ningún daño a las personas".

Comentá la nota