La nueva pelea por la inseguridad

Mirtha Legrand prepara un acto contra la ola de delitos, en el que participarán famosos. Así agregó un nuevo condimento a la pelea entre la farándula y la Casa Rosada. El kirchnerismo respondió con dureza.
Luego de haberse peleado con la dirigencia del campo, los medios y la Iglesia, el Gobierno nacional ha encontrado un nuevo enemigo: las estrellas de la farándula argentina como Susana Giménez, Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli.

Ayer se conoció que la Chiqui prepara un acto para exigir medidas contra la inseguridad y pronunciarse públicamente sobre el problema. Fuentes cercanas a Legrand confirmaron que el evento se realizaría los primeros días de diciembre en un lugar cerrado del barrio porteño de Palermo.

Incluso, la experimentada conductora ya se puso en contacto con Marcelo Tinelli y Susana Giménez, y ambos le confirmaron su participación en el evento. La idea es manifestar el descontento en silencio y cerrar el acto con el himno nacional.

Ayer, Mirtha planteó en la mesa de sus tradicionales almuerzos el flagelo, y para ello llevó como invitados a tres de los máximos responsables de mantener la seguridad en la Provincia: el ministro de Seguridad, Carlos Stornelli; el jefe de la Policía bonaerense, comisario Juan Carlos Paggi; y el comisario para la Prevención del Delito, Hugo Matzkin.

Como advertencia a los invitados y a su público, Mirtha lanzó en un momento de la emisión: "Me preparé mucho para este programa". Como suele suceder, uno a uno fueron hablando de sus conocimientos sobre el tema, pero Stornelli fue el que más acaparó la atención de Legrand y con quien más polemizó.

En cierto momento, Stornelli dijo: "(...) ¿Por supuesto que en el pasado fue todo mucho peor?". Y ella le repreguntó: "¿Qué fue peor?". "Hace seis años, el delito era 10 veces más de lo que es ahora", le respondió. "¿Usted está seguro de lo que dice?", le retrucó la diva. Y el funcionario respondió: "Obviamente, usted tenía seis secuestros por día".

Luego, el ministro de Seguridad lanzó las cifras que manejan respecto a la baja de delitos en el Gran Buenos Aires, y Mirtha reclamó: "Lo siento, no le creo". Más tarde, Legrand le preguntó indignada: "¿Stornelli usted habla con la gente en la calle? Las personas tienen terror, ya no se puede salir". Por su parte, Paggi reconoció que en las calles de la Provincia "hay una violencia irracional".

En varias ocasiones, Legrand, Tinelli y Giménez tuvieron manifestaciones contra la inseguridad y otras problemáticas sociales, algunas de ellas muy polémicas. Es más, días atrás, la diva de los teléfonos criticó duramente las protestas sociales y dijo que "si no se reprime, es un caos".

La respuesta

El Gobierno nacional salió a recoger el guante tirado por los famosos, y para ello utilizó al piquetero ultrakirchnerista Luis D’Elía, que criticó con dureza contra los famosos que reclaman mano dura. "Cuando veo a Marcelo Tinelli, a Mirtha Legrand o a Susana Giménez, tres paradigmas de la televisión argentina, me pregunto mirándome en el espejo: ¿quién carajo son estos tipos? ¿Qué mierda han hecho por el conjunto de la comunidad argentina para que todos podamos vivir un poco mejor?", enfatizó D’Elía.

El dirigente piquetero sostuvo que los tres conductores "han sido los hijos putativos de los medios concentrados del poder económico, sus títeres, sus comunicadores, hablan a sueldo, viven en sus mansiones con sus Mercedes Benz, con sus casas en Miami, son exactamente iguales, tienen exactamente los mismos comunes denominadores".

Y agregó: "¿A quién hay que reprimir Susana? Legrand y Tinelli tendrían que ser claros y decir que apoyan a la cavernícola derecha Argentina".

"No pueden decir lo que sienten, porque lo que sienten es que vuelvan los militares, que vuelva otro (Jorge) Videla, otro (Emilio) Massera y otro (Orlando) Agosti", señaló el dirigente piquetero oficialista.

También consideró que Susana y Mirtha "fueron las preferidas de la dictadura militar y buena guita hicieron mientras este país vivía el terror, vivía la persecución, vivía la muerte, vivía el endeudamiento atroz con los organismos multilaterales de crédito y vivía el ahogo de las libertades, el peor de todos los ahogos".

La fauna farandulesca

Se prevé que en el acto que está organizando Mirtha Legrand, además de Tinelli y Susana Giménez, también concurran Chiche Gelblung, Georgina Barbarrosa, Oscar González Oro, Valeria Lynch y Reina Reech, entre otros famosos.

El nieto de Mirtha Legrand, Nacho Viale, productor de su ciclo televisivo, está trabajando junto a su abuela para concretar el acto, y ya se puso en contacto con asociaciones civiles y ONG. Legrand dijo: "Una marcha no. Vamos a interrumpir, vamos a hacer algo que no nos gusta mucho. Pero a lo mejor una concentración, una reunión con toda la gente que se quiera adherir, a lo mejor en

Palermo. Lo estamos organizando. Yo no sé organizar eso".

El flagelo visto por las estrellas

"Estamos pidiendo orden. En cualquier país del mundo es así. Esto es gravísimo, es nuestro país, nuestra patria. Hay que unirse para combatir la inseguridad. Yo no sé por qué cuando los famosos hablamos, salen a pegarnos" Susana Giménez (conductora de TV)

"La Argentina ya es Colombia; esto no es una sensación de inseguridad, esto es inseguridad"

Georgina Barbarrosa (actriz y conductora)

"No creo que los pobres sean violentos. El violento, el delincuente pasa por otra categoría [...] la gran mayoría de los argentinos queremos un país en paz" Marcelo Tinelli (conductor de ShowMatch)

"La inseguridad es una bomba de tiempo. Salir a la calle es un peligro constante. Acá nadie hace nada" Diego Maradona (DT de la Selección)

"Esto no es democracia. Respetar los derechos humanos es que los delincuentes estén donde tengan que estar. Es fácil ser progresista con auto blindado" Samuel "Chiche" Gelblung (periodista y conductor televisivo)

"La seguridad se logra con trabajo y educación. No hay otra forma. La gente está cansada y es verdad que se esperan políticas de Estado" Reina Reech (bailarina)

Scioli toma distancia de los K y "comprende" a los famosos

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, se distanció de las críticas que el Gobierno nacional y algunos dirigentes oficialistas le realizaron a algunos referentes de la "farándula" argentina que reclamaron por la "inacción" del Estado en materia de seguridad y dijo que "entiendo que les preocupe y se ocupen de seste tema, y cada uno desde su lugar tenemos que ayudar".

Scioli tomó distancia de la "contraofensiva" que habían tomado funcionario de la Casa Rosada retrucando las críticas públicas de los "famosos" e insistió que "en el marco de la democracia, cada ciudadano expresa su punto de vista". Y luego aclaró: "Nosotros estamos impulsando una fuerte ofensiva contra el delito, tratando de acorralar a los delincuentes y generar distintos cambios legislativos, de operatividad y logística de la Policía, para que cometer un delito sea cada vez más difícil".

Además, ratificando que enviará el proyecto de ley para modificar el código contravencional "la semana que viene" a la Legislatura, insistió con que "más que comentar estos temas, tenemos que trabajar para encausar el conflicto", al tiempo que aseguró que "no me quejo contra los reclamos en cuanto esté pendiente al Estado de derecho, pero cuando hay escala de violencia y afecta la libre circulación de otros, hay perjuicio. Por eso estamos buscando mecanismos para que en la Provincia haya orden, tranquilidad, seguridad y paz social".

En ese sentido, el mandatario bonaerense dijo que "el primer paso para solucionar un problema es reconocerlo. Yo reconozco como siempre que estamos ante un problema serio y tenemos que avanzar de esta manera, con más policía en la calle, más logística, con leyes que se vayan adecuando a las nuevas formas del delito, con más inversión en educación… Y también es muy importante, desde mi punto de vista, que se trate la ley de Responsabilidad Juvenil", insistió Scioli.

Por último, el gobernador remarcó que "yo le quiero decir a la ciudadanía que éste es un tema prioritario, porque creemos que a partir de la vida todo es posible y es un tema central que voy a seguir haciendo todo lo que haya que hacer para revertir la situación y este es mi compromiso", al tiempo que volvió a instar al gobierno de la ciudad de Buenos Aires a que "se ocupen de controlar los desarmaderos".

Alak: "Las tasas de delito son las mejores de América Latina"

El ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, aseguró ayer que las tasas del delito en la Argentina "son las mejores de América Latina", dado que el índice de homicidios dolosos es de 5,3 cada 100 mil habitantes cuando "el promedio de América Latina es de 25 por cada 100 mil habitantes".

En este sentido, Alak afirmó que "más allá de que las estadísticas son buenas para la Argentina, se trabaja irresponsablemente para aumentar la sensación de inseguridad" y "se usa el tema de la seguridad para lograr rating".

Así lo afirmó en el marco del seminario sobre Gestión de Políticas de Seguridad Pública que comenzó este mediodía en el salón auditorio del Banco Nación, en el centro porteño.

Comentá la nota