Nueva ofensiva del oficialismo para aprobar el Presupuesto este año

La interna del bloque de diputados del Frente para la Victoria-PJ complica la aprobación del proyecto de ley enviado por Scioli. Los legisladores que responden a Felipe Solá condicionan su apoyo, aunque la intención del ex gobernador es no complicar a su sucesor
La sanción en la Legislatura del Presupuesto 2009 y la ley impositiva para la Provincia no será tarea fácil para el oficialismo. Anticipando el escenario que se espera para 2009, el gobernador Scioli deberá convencer a los diputados rebeldes para lograr los votos necesarios. Diversas fuentes legislativas adelantaron a Hoy que la llamada ley de Leyes sería sancionada entre lunes y martes de la semana que viene. A pesar de que esta semana hay llamado a sesiones extraordinarias en ambas Cámaras, la iniciativa aún no tendría garantizados los votos necesarios.

El Presupuesto 2009, que prevé un gasto de 56 mil millones de pesos, fue enviado por el gobernador Scioli al Senado bonaerense el 25 de noviembre pasado. Según confirmó ayer a Hoy el presidente de la comisión de Presupuesto e Impuestos de la Cámara alta provincial, Carlos Mosse, entre hoy y mañana tendría despacho favorable “con algunas modificaciones de conceptos, pero no numéricas”.

En el Senado, donde el bloque oficialista está unido, hay voluntad de aprobar la iniciativa cuanto antes. “La mayor tranquilidad que puede tener un gobierno es tener el Presupuesto aprobado antes del primero de enero”, dijo uno de los senadores del mayoritario bloque del Frente para la Victoria-PJ.

Pero en Diputados la situación es diferente. La inminente ruptura con la bancada oficialista de los legisladores que responden al ex gobernador Felipe Solá pone en duda la sanción del Presupuesto. Se trata de al menos 15 diputados, según aseguran en ese grupo, que plantean algunos reparos en las cuentas que diagramó el ministro de Economía bonaerense, Rafael Perelmiter.

Al igual que la oposición, los peronistas disidentes no están de acuerdo en que se incluyan en el Presupuesto los 8.000 millones de pesos de los fondos previsionales del Instituto de Previsión Social (IPS) y la Caja de Jubilaciones de la Policía. Además, quieren saber cómo hará la Provincia para cubrir el aumento de 21.000 millones de pesos en el gasto presupuestado para el año próximo, en relación con el aprobado para este año. Y también cuál será el destino final de esa cifra.

La intención de los disidentes es que los ministros bonaerenses les aclaren esas dudas en los próximos días para garantizar su voto. De todas maneras, uno de los diputados alineados con Solá aseguró a Hoy que la intención del ex gobernador es “no ponerle palos en la rueda a Scioli”, aunque ese legislador también reconoció que aún no se reunieron para acordar una postura común en relación a la ley de Presupuesto y que tampoco lo hicieron con la oposición. Pero remarcó: “No somos levantamos”.

En la oposición, tanto la Coalición Cívica como la UCR no acompañarían el Presupuesto 2009, principalmente porque se oponen a la inclusión de los fondos previsionales, lo que el oficialismo no tiene intenciones de modificar. Es por eso que en esas bancadas confían en ejercer presión numérica sumando a los diputados de Solá.

Comentá la nota