Nueva misión de la OEA en Honduras

Siete cancilleres, entre ellos Jorge Taiana, llegan hoy a Tegucigalpa para convencer al gobierno de facto de que acepte el regreso de Zelaya
TEGUCIGALPA.- Una delegación de siete cancilleres latinoamericanos, entre ellos el de la Argentina, Jorge Taiana, llegará hoy a Tegucigalpa para intentar convencer al gobierno de facto de que acepte el acuerdo propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, lo que podría ser el último esfuerzo para encontrar una salida diplomática de la crisis que desencadenó el golpe contra Manuel Zelaya en Honduras.

Sin embargo, tanto la Corte Suprema hondureña como altos funcionarios del gobierno de facto de Roberto Micheletti reiteraron ayer su rechazo a varios puntos del llamado Acuerdo de San José, lo que pareció anticipar el fracaso de la gestión de la OEA.

El principal de los 11 puntos de la propuesta de Arias es el regreso de Zelaya al poder, que el gobierno de facto rechaza con el argumento de que los militares lo arrestaron y expulsaron del país por un mandato judicial, y de que el Parlamento designó a Micheletti en virtud de una "sustitución constitucional", el 28 de junio pasado.

La Corte ratificó en un comunicado que si Zelaya regresa al país será para someterse a la justicia, y no para recuperar el poder.

"Existen acciones penales presentadas [contra él] por la Fiscalía General de la República", por lo que, "mientras no existan otras disposiciones legales aplicables, no puede eludirse que tendría que someterse a los procedimientos establecidos en la legislación procesal penal", señaló la justicia hondureña.

Sobre Zelaya pesa una orden de captura por la consulta popular que pretendía celebrar para promover una asamblea constituyente, y que había sido declarada ilegal por varios órganos del Estado.

La vicecanciller de Micheletti, Martha Alvarado, afirmó ayer que el regreso de Zelaya "no es negociable" y que para su gobierno el "reto" ahora son las elecciones previstas para el 29 de noviembre.

"Nosotros hemos actuado conforme a la ley; aquí se ha destituido a un presidente que violentaba la ley. Lo hemos sustituido por un presidente de acuerdo al proceso constitucional de Honduras", señaló Alvarado. "La comunidad internacional no puede imponerle a un país lo que sea por encima de la ley", añadió, en alusión a la misión de la OEA.

Ayer, incluso había dudas sobre si el gobierno de facto recibirá a los cancilleres. "Estamos evaluándolo; es lo que se discute en este momento, pero no hay nada aún", dijo el ministro de Información del gobierno de facto, René Zepeda. "Hasta ahora [los cancilleres] no nos han pedido una reunión", añadió.

"Ultimos intentos"

Para quienes apoyan a Zelaya, la misión de la OEA es "uno de los últimos intentos diplomáticos" para lograr que los golpistas dejen el poder, según señaló el diputado Marvin Ponce, uno de los dirigentes del movimiento que respalda al mandatario depuesto.

Al cuestionar otros aspectos de la propuesta de Arias, la Corte argumentó que "cualquier arreglo de tipo político que se derive del Acuerdo de San José" debe implementarse "bajo el amparo de la Constitución y las leyes" de Honduras, porque no hacerlo así "sería un auténtico contrasentido".

Sobre una amnistía política, otro de los puntos del acuerdo, la Corte afirmó que "la única forma de finalizar o suspender estos procesos penales es de conformidad a lo regulado" en la legislación hondureña. Otra propuesta, el adelanto de las elecciones, fue rechazado hace varias semanas por el Tribunal Supremo Electoral, mientras que el Parlamento no se ha pronunciado aún sobre la amnistía política.

En este escenario, la misión de la OEA se reunirá hoy en Honduras con entidades públicas y privadas, incluidos representantes de distintas iglesias, empresarios, trabajadores, candidatos presidenciales y organizaciones de la sociedad civil.

La misión estará compuesta por el secretario de Estado de Asuntos Exteriores para el continente americano de Canadá, Peter Kent, y los cancilleres de la Argentina, Jorge Taiana; Costa Rica, Bruno Stagno; Jamaica, Kenneth Baugh; México, Patricia Espinosa; República Dominicana, Carlos Morales Troncoso, y Panamá, Juan Carlos Varela.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que acompañará a la misión como observador, dijo que el grupo viajará a Tegucigalpa con "un espíritu de diálogo" y con la "disposición de escuchar a todos los protagonistas relevantes" de la crisis.

La misión visitará Honduras después de haber investigado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo autónomo de la OEA, días pasados, denuncias de violaciones a los derechos humanos en este país, en el contexto del golpe de Estado.

Comentá la nota